Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PRIMERA DIVISIÓN M

El Villarreal revienta la Liga

El Villarreal, tercero en la tabla, se acerca a los azulgrana que en dos jornadas han tirado por la borda sus opciones

Actualizada Lunes, 10 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • COLPISA. BARCELONA.

El Barça se apartó de la lucha por el título y se aleja a ocho puntos del Madrid, a falta de once jornadas, y acerca al conjunto amarillo a la segunda plaza. Al margen del traspiés, la peor noticia para el equipo de Rijkaard es que sus jugadores deambularan por el césped sin pasión, sin criterio y sin calidad. Demasiadas carencias para seguir disputando una Liga la primera noche que compareció sin Leo Messi. Parece mentira en una plantilla plagada de estrellas.

Sólo así se puede entender la lastimosa imagen.

El técnico holandés también tuvo incidencia en el desorden local. Aunque parezca extraño, el técnico holandés prefirió reubicar a Ronaldinho hacia la posición de medio punta y darle al italiano la misión de abrir el campo por la banda del crack argentino.

El Villarreal contemplaba la solución táctica azulgrana con tranquilidad. Pellegrini también sorprendía dejando a Rossi y Nihat en el banquillo. La titularidad del Guille Franco iba a resultar primordial para los visitantes. Cuando el Barça se estaba asentando, el mexicano dejó sentando a Thuram provocando que un precipitado Valdés se abalanzase sobre él cometiendo un penalti que Marcos Senna transformaría.

El mazazo hundió al Barça. Hasta entonces tampoco había creado excesivo peligro, salvo en un remate de Eto"o, y desde el gol visitante empezó a desencajarse. Lo hizo desde el centro con un Touré Yayá que, a duras penas, se mantenía en pie evidenciando su debilidad física. Esa precariedad se extendía a un ataque en el que sólo Eto"o sacaba la cabeza.

El Barça estaba muy frío, como la grada. Ni la permisividad de Pérez Burrull con el Guille Franco, al que le perdonó la expulsión tras una agresión a Gabi Milito cometida al filo del descanso, levantaba el ánimo del Camp Nou.

El Villareal campaba a sus anchas aunque le iba a faltar algo de ambición para sentenciar a su rival cuando lo tenía tocado. Ese exceso de sobeteo sin profundidad se producía ante la displicencia de un Barça tan apático que rayaba el pasotismo. Tan sólo la clase natural Iniesta le sacaría del atolladero con un eslalon por la banda que Xavi remacharía con precisión.

El Barça aprovechó para envalentonarse. A veces con un exceso de contundencia, como en un exceso de celo de Eto"o con un plantillazo sobre Diego López. Otras, con la descomunal fuerza de Abidal en la recuperación.

El Villarreal parecía echarse tan atrás. Un espejismo. Los de Pelligrini iban a soltar otro zarpazo que dinamitaría la Liga. Una acción trenzada con sumo tino descubriría a la defensa azulgrana permitiendo a Tomasson marcar ante el indefenso Valdés.

Ya nadie podría modificar la victoria visitante por la mínima. Ni Ronaldinho con un lanzamiento de falta que se estrelló en el larguero de Diego López, ni uno de los asistente de Pérez Burrull anulando por fuera de juego un gol legal de Senna en el descuento.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra