Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

Dos cuartos puestos para terminar

Martínez y Beitia no subieron al podio y Soboleva cerró con el récord mundial

Actualizada Lunes, 10 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • COLPISA. VALENCIA

De las siete opciones sólo cuajó una. España pasó de puntillas por su Mundial. Una medalla y ocho finalistas. José María Odriozola hizo un balance más optimista y calificó la actuación española con un generoso notable alto. El presidente de la federación, además, aseguró que mucha gente le había felicitado por la organización del Mundial de Valencia. El caso es que Juan Carlos Higuero fue el único que subió al podio.

Si el final de la segunda jornada fue efervescente, con el fugaz éxito en los 1.500, la de clausura apagó la excitación. Dos de las grandes abanderadas del atletismo femenino español dispararon al cuarto puesto. Medalla de chocolate, como le gusta decir a los atletas, para Ruth Beitia y Mayte Martínez. Concha Montaner también estaba en las quinielas, pero terminó quinta.

Ruth Beitia fue la que anduvo más cerca de sacar a pasear la bandera. La saltadora de altura realizó un concurso impecable. Sin un nulo. Todas las alturas a la primera. Hasta que llegaron los dos metros, la frontera que sólo traspasan las grandes. La santanderina hace tiempo que logró esa marca, en 2003, pero hay algo de psicológico en esa altura. Nunca la ha superado en un Mundial o en un Europeo. Y ahí fue donde se dejó la medalla. Beitia no pudo con los 2,01.

Las respuestas de los deportistas muchas veces descubren su currículo. Mayte Martínez estaba tristona, infeliz por haber salido del vibrante Palau Luis Puig, volcado con la mediofondista, sin una medalla. Concha Montaner lucía su mejor sonrisa, radiante por haber tenido la fortuna de disputar un Mundial en casa. Se llevaron dos puestos honrosos -cuarta la vallisoletana en 800 y quinta la valenciana en longitud-, pero no tocaron pelo. Mayte lo tuvo a su alcance; Concha no. La final de 800 se la llevó una atleta sin palmarés, la australiana Tamsyn Lewis; la de longitud, la mejor saltadora del momento, la portuguesa Naide Gomes.

Mayte Martínez venía a Valencia con una medalla de bronce bajo el brazo, la que logró el pasado verano en Osaka, en el Mundial al aire libre, con las mejores especialistas. La teoría anunciaba que había dos patronas: la pluricampeona María Mutola y Tetiana Petlyuk. El bronce estaba en el aire y cuando eso ocurre suele acabar en Pucela. El orden final fue el previsto salvo una excepción. Lewis, invitada por sus rivales a una recta final en la que nunca debería haber estado a su altura, las aniquiló a todas.

Concha Montaner, durante la final de longitud, sólo estuvo en el podio de forma virtual. La saltadora llegó a la cuarta ronda en tercera posición. Pero las tres favoritas no tardaron en dejarla a un mundo. Y en este trío, Naide Gomes demostró que tenía respuesta para todas.

Récord de 1.500

El momento estelar del Mundial fue la final femenina de 1.500. Yelena Soboleva inscribió el nombre de Valencia en la tabla de los récords. La mediofondista rusa completó una formidable temporada invernal con su segunda plusmarca mundial en esta distancia. Un mordisco de 34 centésimas al tope que fijó el 10 de febrero en Moscú.

La delegación española igualó su segunda peor actuación en unos Mundiales de atletismo en pista cubierta en la cita disputada en Valencia donde los nacionales no pudieron aprovechar el "factor cancha" y firmaron un exiguo botín de una medalla, el bronce conquistado ayer por Juan Carlos Higuero.

España sólo se había quedado sin subir al cajón en el Mundial de Budapest en 2004 y tan sólo había ganado una medalla, la plata de José Manuel Abascal en 1.500 metros, en la cita celebrada en Indianápolis (Estados Unidos) en 1987.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra