Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La condena al terrorismo de ETA, una motivación espiritual especial

DECENAS DE PEREGRINOS RECONOCIERON EL DOLOR DE LA BARBARIE EN MONDRAGÓN COMO "UN IMPULSO MÁS POR EL QUE REZAR AL SANTO"

Actualizada Domingo, 9 de marzo de 2008 - 03:59 h.
  • DDN . JAVIER

"Conocer el atentado no ha cambiado mis planes, pero me hace caminar pensando si estos asesinos cambiarán algún día su manera de actuar". Como Araceli Pérez Villanueva, pamplonesa de 59 años, muchos fueron los peregrinos que marcharon a Javier con el dolor por el terrorismo etarra a flor de piel tras el asesinato el viernes de Isaías Carrasco en Mondragón. No se vieron manos blancas, pero sí condenas firmes y lamentos por lo que "nadie quería que llegara". Purificación Elía Aranguren, de 53 años, reconocía en el crimen "un motivo más por el que rezar al santo; espiritual y por promesas que cumplir".

La de ayer no ha sido la primera vez que el terrorismo ha estado presente en Javier. Hace cuatro años, coincidiendo asimismo con la jornada de reflexión previa a las elecciones, dos centenares de voluntarios tuvieron que colocar en el altar otras tantas velas en recuerdo de los 191 muertos de la matanza del 11-M en Madrid. "Siempre tienen que aparecer en campaña, eso es lo que hemos comentado en nuestro grupo", aseguraban unos peregrinos de Falces. También los había ajenos a la acción de ETA, como Vicenta Goñi Echeverría, pamplonesa de 57 años. "Yo la pensaba hacer de todas formas, y el atentado no ha variado mis planes", explicó en el puesto de avituallamiento de Venta de Judas.

Presente en la oración

Para algunos, el ex concejal socialista asesinado sería un motivo más a tener presente en sus plegarias en Javier. "Este año, más que nunca, tendremos la paz en el centro de nuestras oraciones", apuntó el agustino recoleto Pilar García Luqui, de 58 años. Éste, sacerdote en la parroquia de La Paz de Pamplona, aseguró que la Javierada se vivió ayer "de un modo distinto" tras los hechos. "Sabemos que en Navarra no hay paz, y hay que conseguirla", dijo.

Andrés Fuentes Fuentes, de 61 años, y Ana Mª Cid González, de 50, ambos amigos y residentes en Pamplona, señalaron que la jornada de reflexión no marcó su peregrinación a Javier ("ya tenemos claro el voto", dijeron). Sí les afectó más, en cambio, el atentado. "Ha sido una marranada", espetó Ana Mª. "No hay derecho a que haya gente que no pueda ser libre nunca. Hoy todos recordaremos a Isaías", aseguraron.

Los cuñados pamploneses Ana Inés Garro y Juan Carlos Cenoz, por su parte, señalaron que el de ayer no era un día "para pensar en política", en relación a la jornada de reflexión electoral, pero sí confirmaron que "todo el mundo lleva el bárbaro atentado en su mente".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra