Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Colombia, Ecuador y Venezuela cierran por sorpresa la crisis de la frontera

Los esfuerzos desplegados durante la semana en la OEA y en la Comunidad Andina habían resultado inútiles

Actualizada Domingo, 9 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • EFE. SANTO DOMINGO

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, aceptó las disculpas de su colega colombiano, Álvaro Uribe, y con un apretón de manos dieron por zanjado el conflicto diplomático iniciado hace una semana y que involucró también a los gobernantes de Venezuela y Nicaragua, tras el ataque del Ejército colombiano a un campamento de las FARC situado en territorio ecuatoriano, junto a la frontera con Colombia.

La paz entre Uribe y Correa se reafirmó con un abrazo del mandatario colombiano a su colega venezolano, Hugo Chávez, y otro apretón de manos con el nicaragüense Daniel Ortega, quien anunció que restablecerá las relaciones diplomáticas con Bogotá.

Tras una jornada de tensión y duros calificativos, Correa y Uribe aceptaron la propuesta del gobernante dominicano, Leonel Fernández, de comprometerse a trabajar por la paz.

Grupo de Río

Los apretones de manos y abrazos se produjeron en un momento emotivo con todos los asistentes a la cumbre del Grupo de Río aplaudiendo de pie, en una muestra del éxito de las gestiones diplomáticas.

Ante la propuesta del mandatario anfitrión, Correa respondió que aceptaba dar por terminado el conflicto con las excusas explícitas de Uribe y el compromiso de que no se volverán a repetir acciones como la que desencadenó la crisis. Uribe aceptó de inmediato y se dirigió a Correa para darle la mano y reiterarle sus disculpas.

Durante sus intervenciones, Correa rechazó las acusaciones de vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que hizo en su contra Uribe y aseguró que sus manos están "limpias y sin sangre".

Uribe, por su parte, explicó que su país ha sido víctima de los ataques de las FARC y reconoció que la incursión de tropas de su país en Ecuador constituyó una violación de la soberanía territorial de ese país y pidió perdón por ello.

Además, admitió que avisó tarde a Correa sobre esta acción militar, ya que -dijo- si lo hubiera hecho, "habría fracasado".

A diferencia de los últimos días, Chávez fue moderado en su discurso, aunque reiteró que para su Gobierno las FARC "no son terroristas, son fuerzas insurgentes". El intercambio de recriminaciones entre Uribe y el eje Correa-Chávez-Ortega continuó hasta que el presidente dominicano, Leonel Fernández, sorprendió a todos con su iniciativas y con una invitación a los cuatro gobernantes a enterrar el hacha de la guerra, acabó las rencillas como por arte de magia.

"Lo que todos quisiéramos aquí es que esta reunión termine con un abrazo, dándose la mano los presidentes", dijo Fernández.

Uribe tomó la iniciativa y en medio de aplausos se dirigió hacia Correa, con quien estrechó la mano, tras lo cual se dio un abrazo con Chávez y remató con un saludo y palmadas en la espalda a Ortega, que de inmediato anunció la reanudación de las relaciones rotas la víspera.

Así terminaba la crisis abierta el sábado anterior, aunque ahora está por ver hasta qué punto son sólidos los apretones de mano y los propósitos de entendimiento.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra