Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Los españoles devolvieron 2.625 toneladas de medicamentos sobrantes en 2007

Cada año se ponen en el mercado español alrededor de 1.200 millones de envases de productos farmacéuticos

Actualizada Domingo, 9 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • ANA SALAMANCA. EFE. MADRID

Los ciudadanos depositaron el pasado año 2.625 toneladas de envases y restos de medicamentos en los contenedores SIGRE que hay en las farmacias para la recogida de residuos, una práctica que aumenta cerca del 15% anual. Pero es sólo una parte de lo que guardamos en casa.

En general tendemos a hacer acopio de fármacos, a automedicarnos, a no terminar los tratamientos y almacenar los restos mucho tiempo. Mas de la mitad de los envases retornados (un 52%), según datos avanzados por el director general de SIGRE, Juan Carlos Mampaso, están caducados, cuando la validez general es de cinco años. Y todo contribuye al aumento del gasto sanitario. Según una encuesta de SIGRE, la mitad de los españoles conservamos los restos de fármacos al concluir un tratamiento, aunque un 82% opine que automedicarse puede ser perjudicial para la salud. De hecho, es causa de una gran parte del 33% de las atenciones en urgencias atribuidas a su mal uso.

Recogida en 20.400 puntos

Un estudio de la facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona sobre medicinas recogidas en esa ciudad, su tipología, motivos de entrega y financiación, en una extrapolación de datos, cifra en 129,8 millones el coste anual para el Sistema Nacional de Salud. Cada año se ponen en el mercado español alrededor de 1.200 millones de envases de productos farmacéuticos. Una de las preocupaciones que genera es medioambiental, el tratamiento de los restos como contaminantes; otra sanitaria, la búsqueda de soluciones para un uso racional y la contención del gasto.

Los laboratorios han organizado la recogida de las cajas, prospectos y recipientes, vacíos o con sobras, en los contenedores blancos que hay en 20.400 farmacias. Aproximadamente el 30% es material reciclable, y el 70% restos que se emplean como combustible para producir energía eléctrica, explica el director de SIGRE. Se trata de evitar que acabe en la basura o la red de saneamiento, señala Mampaso, "lo que en 2007 confesaba hacer el 8% de los ciudadanos, cuando en 2003 era un 43%". Los residuos son retirados y almacenados por los distribuidores, hasta su tratamiento en una planta en Cerceda (A Coruña), la única en Europa de estas características, donde se clasifican envases, aerosoles y medicamentos. El material para reciclar se recupera y los restos del fármaco se queman o se tratan según su toxicidad. La OMS prohibió hace tiempo su destino a otros países del Tercer Mundo.

"El mensaje de salud y medio ambiente va calando", asegura Juan Carlos Mampaso. Seis de cada diez ciudadanos utiliza el punto SIGRE, por encima de los que usan los contenedores de vidrio o el amarillo para envases. El nuevo reto es involucrar al colectivo sanitario. Hasta finales de marzo se desarrollará en Segovia una campaña en la que médicos y enfermeras entregan a los pacientes fichas con consejos sanitarios y medioambientales.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra