Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

Una gran familia de once personas

Los once residentes en la vivienda son bastante autónomos y todos tienen ocupación laboral

Actualizada Sábado, 8 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • SHEYLA MUÑOZ . TAFALLA

VIVEN como una gran familia de once personas. Su trabajo les obliga a comer fuera de casa, pero aprovechan la tarde para charlar, sentarse en el salón a ver juntos la televisión o compartir una taza de café en la merienda. La vivienda tutelada de Anfas (Asociación navarra en favor de las personas con discapacidad) en Tafalla ha cumplido, recientemente, un año de su apertura y en estos 365 días, sus once habitantes se han adaptado a ella sin ningún problema.

Las once personas que residen en la vivienda sufren alguna discapacidad intelectual pero son bastante autónomos y todos tienen una ocupación laboral. Proceden de Tafalla y varias localidades más de la Zona Media como son Olite, Peralta, Mélida, San Martín de Unx, Miranda de Arga o Murillo el Fruto. Los habitantes, aunque gozan de libertad y cierta independencia, viven tutelados y arropados por seis monitores y un ama de hogar.

Menchu Barbería Merino, responsable de Anfas en la Zona Media, explicó que los residentes siguen una rutina diaria. "Se levantan a las siete y media y ayudan con el desayuno, se preparan y el autobús que los lleva a su trabajo en Tasubinsa pasa a las ocho y media. Comen en el trabajo y regresan a casa a las cinco y media. Después, algunos hacen cursillos y otros se quedan en casa charlando o viendo la televisión. Luego se duchan y ayudan con la cena", relató Barbería.

En la medida de sus posibilidades y siempre bajo la supervisión de algún monitor, los residentes colaboran en las tareas del hogar. "Ayudan a preparar el desayuno y la cena, colaboran con la limpieza o ponen la lavadora, entre otras cosas", señaló la responsable comarcal de Anfas.

Abierta todo el año

El fin de semana, como la mayoría de la gente, aprovechan el descanso laboral para realizar otras actividades. Algunos van a sus casas a visitar a sus familiares y otros prefieren quedarse y disfrutar en el jardín o simplemente descansar. La vivienda está abierta los 365 días del año y siempre hay monitores para ayudar a los residentes, incluso en periodos vacacionales.

Los residentes, cuatro mujeres y siete hombres, tienen entre 20 y 50 años de edad y se han adaptado muy bien a la rutina de su nuevo hogar. Todos tienen habitaciones individuales y cada uno la ha decorado a su gusto. "La verdad es que tanto ellos como los monitores se encuentran muy a gusto. Los residentes no han tenido ningún problema de adaptación y la sienten como propia su casa. De hecho, muchas veces van a comer con su familia pero enseguida se vuelven, porque ésta es su casa", contó Barbería.

Un año después de la apertura de la vivienda, desde Anfas se muestran muy satisfechos por el transcurso de estos doce meses. A priori, la asociación no se ha planteado ningún objetivo a parte de continuar con la línea de adaptación. "Personalmente, nos marcamos objetivos con cada uno según sus posibilidades. Sin embargo, sólo queremos que el día a día siga como hasta ahora", concluyó Menchu Barbería.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra