Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
MARCELO ORBEGOZO OYHAGARAY GANADOR DEL II PREMIO AL EMPRENDEDOR LATINO

"Por mi sangre corre espíritu emprendedor"

Actualizada Sábado, 8 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • C.R. . PAMPLONA

"Sólo aquellos que nos animamos a ir tan lejos sabemos dónde podemos llegar". Con estas palabras cerraba su breve agradecimiento Marcelo Orbegozo Oyhagaray, bonaerense de 46 años. Casado y con dos hijas de un primer matrimonio, irradia un contagioso espíritu soñador. Quizá por eso aprovechó su discurso para pedir a los bancos que, a la hora de conceder un préstamo, "midan también el valor de la ilusión".

Actualmente conplementa su formación con un doctorado en Dirección y Administración de Empresas en la UPNA.

¿Por qué se vino a España?

Trabajé como ingeniero en Argentina hasta 2001. Cuando la economía de mi país se vino abajo con "el corralito", me quedé sin trabajo. Pero no me fui sólo por eso. En Argentina reinaba una sensación de inseguridad, de falta de perspectivas...

¿Y por qué Pamplona?

Volví a mis orígenes. Ya fallecidos, tenía un abuelo de Orio (guipúzcoa) y una abuela navarra de Labaien, Francisca Tellechea. A través de un primo, conseguí un contrato de trabajo en 2002 y me vine aquí con mi mujer.

Estuvo poco tiempo de asalariado hasta que creó su propia empresa...

Por mi sangre corre espíritu emprendedor y estaba inquieto por hacer cosas. Se puede decir que tengo esa ilusión. Con mi hermano Martín nos lanzamos y hemos sacado adelante Cimar, una empresa dedicada a las obras y a las cimentaciones especiales. Estamos muy contentos, nos va bien y estamos a punto de comprar una empresa en Rumanía.

¿El carácter emprendedor es distinto al otro lado del charco?

No, la mentalidad empresarial no depende del país. Las ganas de trabajar son universales.

¿A quién dedica el premio?

A mi familia. También quisiera dar las gracias a este país por haberme abierto la puerta, como Argentina también supo hacer con tantos inmigrantes en el año 1900. Desde que llegué me he sentido como en casa, y eso es muy importante cuando lo que has dejado atrás es tu patria.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra