Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Michigan y Florida vuelven a entrar en juego ante la ajustada carrera entre Clinton y Obama

En estos momentos, los delegados de ambos partidos no cuentan

Actualizada Sábado, 8 de marzo de 2008 - 13:22 h.
  • AGENCIAS. Nueva York (EE UU)

Cuando el Comité Nacional del Partido Demócrata prohibió a los delegados por Michigan y Florida asistir a la Convención de agosto --anulando así de forma efectiva los resultados de las primarias desarrolladas en ambos estados-- pocos miembros del partido imaginaron que la carrera entre Barack Obama y Hillary Clinton iba a resultar tan ajustada que comenzara a contemplarse la posibilidad de volver a convocar primarias y readmitir a los 366 delegados que se acumulan entre los dos estados. La pregunta que queda ahora en el aire es hasta qué punto está dispuesto el partido a alterar sus normas, permitir una nueva votación y, llegado el caso, obtener el dinero para financiarla.

En estos momentos, los delegados de ambos partidos no cuentan. Podrían asistir a la Convención Nacional del Partido Demócrata que tendrá lugar en Denver el próximo mes de agosto, pero simplemente en calidad de testigos de excepción de la votación final en la que se elegirá al candidato demócrata a la Casa Blanca. El Comité Nacional Demócrata (CND), presidido por Howard Dean, determinó que los dos estados --primero Florida, el 25 de agosto de 2007; luego Michigan, el 1 de diciembre-- habían incumplido las normas del partido al adelantar la fecha de sus primarias para conseguir importancia mediática y una sustanciosa inyección económica. El órgano de control republicano impuso exactamente el mismo castigo.

Pero el caso demócrata es más relevante, ya que las victorias de Clinton el pasado martes en Texas y Ohio han vuelto a dejar en el aire el resultado final. Ahora la presión se reparte: por un lado, el CND se enfrenta a la posibilidad de cambiar las reglas, mientras que las secciones estatales de ambos partidos dudan sobre su capacidad para aportar entre los cuatro y los 16 millones de dólares necesarios para poner en marcha una nueva votación. La otra opción, lejana y poco estudiada por el momento, es apelar al Comité de Credenciales de la Convención, que se reúne poco antes de la celebración del evento.

Estados con los votantes

Ambos estados han solicitado al comité su readmisión , argumentando que prohibir su asistencia a la Convención supone una falta de respeto a sus millones de votantes. Así, la gobernadora de Michigan, Jennifer Granholm (D) y el gobernador de Florida, Charlie Crist (R), emitieron una petición conjunta a tal efecto pidiendo a los jefes de partido que respetaran las garantías básicas ofrecidas por la Constitución estadounidense.

"El derecho a voto conforma el núcleo mismo de nuestra democracia. En esta temporada de primarias, nuestros votantes se han presentado en cifras récord para ejercer ese derecho, y es lamentable que alguien quiera silenciar el voto de más de cinco millones de americanos", rezaba el texto emitido por ambos gobernadores.

En respuesta, Dean apareció al día siguiente en la práctica totalidad de los matinales más importantes del país, para desmentir la posibilidad de que les haya ofrecido a los delegados de estos estados la capacidad de reincorporarse a la Convención de Denver como miembros de pleno derecho a través de una nueva votación. "No se pueden cambiar las reglas en mitad del partido", declaró el presidente del CND en el programa Today, de la NBC.

Los candidatos

Para Clinton y Obama, se trata de un problema de importancia cada vez mayor. La senadora por Nueva York se impuso a Obama en Florida (un 50 a un 33 por ciento), mientras que el senador por Illinois rechazó presentarse a las primarias de Michigan, que finalmente ganó Clinton aunque los partidarios de Obama se hicieron notar (en estas elecciones se registró un 40 por ciento de votos en blanco). Con la "penalización" ya en vigor, los resultados fueron simplemente testimoniales. Y el caso es que ninguno de los dos precandidatos había invertido una gran cantidad de esfuerzo en ambas elecciones, en señal de respeto a las leyes del partido y, aprovechando la coyuntura, concentrar sus estrategias y fondos de cara a las importantes primarias de Iowa.

Ahora, con 366 delegados en juego, los precandidatos se lo están pensando mejor. Obama lleva 1.458 delegados frente a los 1.370 de Clinton. Y de momento, ambos se han limitado a pedir tímidamente el acuerdo entre las secciones estatales del Partido y el Comité Nacional para alcanzar una resolución satisfactoria.

"No hemos descartado la posibilidad de volver a presentarnos a una nueva votación", estimó el principal consejero de Clinton y 'cazadelegados' oficial de su campaña, Harold Ickes. "Hemos dicho en varias ocasiones que debería llegarse a un acuerdo por el que se diseñe alguna configuración que los partidos estén dispuestos a aceptar, aunque no les ponga muy contentos".

Obama dejó la decisión "en manos del Comité Nacional Demócrata" puntualizando su deseo de "asegurarse de que los delegados de Michigan y Florida están presentes en la convención de alguna forma". En cualquier caso, el diario estadounidense 'The New York Times' asegura que ambas campañas están negociando entre ellas, a través del contacto entre sus respectivos asesores, que discuten una gran variedad de opciones. El jefe de campaña de Obama, David Plouffe, baraja desde hace tiempo la solución más sencilla: repartirse los delegados de forma equitativa. Esta opción elimina cualquier ventaja hipotética de Clinton, la situación actual permanecería inalterada y los delegados de ambos partidos podrían participar en la Convención.

Pero la verdad es que si ambas primarias se celebraran de nuevo, ninguno de los candidatos conseguiría alcanzar la cifra de 2.209 delegados que garantizan la victoria final en la votación de agosto. Como mucho servirían para atraer el apoyo de los 'superdelegados' --aquellos delegados que resultan elegidos automáticamente y pueden optar por apoyar a cualquiera de los dos partidos--. Como mucho, la campaña de Clinton cree que obtendría unos 64 delegados. El equipo de Obama coincide en el resultado final, pero duda de que la cifra de delegados ganados por la senadora sea tan alta.

El problema del dinero

El principal impedimento para la celebración de nuevas primarias en Florida y Michigan es el dinero. Fuentes cercanas a las secciones estatales de los partidos han asegurado al medio digital 'The Huffington Post', que nadie cuenta con el dinero suficiente como para volver a poner en marcha el proceso de las primarias, y que cualquier dinero que se recaude al respecto debería ser empleado en las elecciones generales.

El portavoz de los Demócratas por Florida, Mark Bubriski, declaró que su partido no está planeando celebrar unos comicios alternativos, e instó a los oficiales demócratas a respetar el millón y medio de votos depositados en las primarias de este estado, celebradas el pasado 29 de enero.

El precio mínimo que se estima para que se celebre una votación --en su modalidad más sencilla: por correo-- es de cuatro a cinco millones, que es una cifra inalcanzable para los Demócratas por Florida. La opción más costosa --una votación en firme--, llega a los 18 millones de dólares.

En cualquier caso, la decisión es sencilla: conseguir delegados a cambio de alterar sustancialmente la estructura normativa del Partido Demócrata. El senador demócrata por Florida, Bill Nelson, ha puesto en manos del CND la decisión de pagar cualquier cualquier tipo de elección, en el caso de que se decida repetirla. "Porque si no hacemos nada, nos enfrentamos a un descarrilamiento. Espero que prevalezca la razón, y los jefes se den cuenta de que no podemos estar en la Convención de Denver, a dos meses de las generales, enzarzados en una lucha interna contra dos de los estados más importantes del país".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra