Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
LORENZO SILVA ESCRITOR

"Vivimos un tiempo que nos tiende trampas muy eficaces"

El escritor madrileño participó ayer en una nueva entrega de los Diálogos de Medianoche que organiza Fundación Caja Navarra y Diario de Navarra. Habló de detectives, un personaje que considera todo un arquetipo cultural

Actualizada Sábado, 8 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • JESÚS RUBIO . PAMPLONA

Lorenzo Silva Amador (Madrid, 1966) escribe desde joven. Un día se planteó jugárselo todo a la carta de la literatura, pero no lo hizo y trabajó de abogado para ganarse la vida. Hoy, cuando es un escritor consagrado, asegura que su decisión fue buena. Dedicarse a un oficio le permitió alimentarse de un mundo diferente, que probablemente le dio pistas para crear personajes como el sargento Bevilacqua o inventar las historias policíacas que le han dado éxito.

¿Un escritor que ha novelado crímenes, que piensa del que se perpetró ayer en Mondragón?

Un crimen siempre es difícilmente comprensible. Quien mata a una persona ha de tener la capacidad de no darse cuenta de que se está acabando con un mundo. Pero este tipo de homicidios es demencial. Hay que tener la mente muy estropeada para considerar necesario matar a una persona a la que no conoces y que no te ha hecho nada personal. Por otra parte, tenemos que impedir que haya gente que considere que puede convertirse en actor principal de un proceso electoral matando. No puede volver a pasar.

Volvamos a la literatura. Viene a Pamplona a hablar de nuevos detectives, ¿quiénes son, por qué son quijotes?

Los detectives han sido quijotes siempre. Se dice que el detective es un personaje moderno, de los siglos XIX y XX. Yo creo que forma parte de una tradición más antigua, la de Cervantes y el Quijote. Como éste, los detectives exploran la realidad tropezándose con ella y muchos participan de su condición de perdedor. El siglo XXI es poco propicio al quijotismo. Parece que estamos de vuelta del idealismo y que somos pragmáticos. Pero paradójicamente se ve un auge de la narrativa policíaca.

Esa literatura ha sido considerada un género menor, pero es popular. ¿Es una contradicción?

No lo es tanto. Del genero policial, por cuanto es una literatura nacida para el gran público y con el elemento de entretenimiento, se ha dicho que va contra la excelencia literaria. Pero el tiempo ha demostrado que no. De hecho, por su influencia en la sociedad ha producido arquetipos culturales de referencia, como el del detective. Hoy hay universidades que organizan ciclos y académicos que centran sus tesis en este género.

Existe un paralelismo con el interés que suscitan casos reales, como el de la niña Madeleine.

Es el lado oscuro de la fuerza, un imán al que es difícil sustraernos. Podemos verlo como víctima potencial, con la angustia de que existen personas capaces de hacer el mal, o plantearnos que es una oscuridad humana. El criminal no es un robot, es un ser humano y la oscuridad de la naturaleza humana nos inquieta. Además, la crónica negra ha deparado casos ricos desde el punto de vista narrativo y simbólico, como el de Madeleine o de El Solitario, el delincuente antisocial que desafía al sistema. Este tipo de personajes representan que en la sociedad, por mucho que avance, no está todo resuelto y hay zonas de sombra.

Ha dedicado una trilogía a Getafe. ¿No es raro encontrar en la literatura un arraigo tan claro con el lugar donde se vive?

No tengo un sentimiento de pertenencia patriótica o territorial ineludible. Podría vivir en cualquier sitio. Pero hay un hecho biográfico: he vivido durante mucho tiempo en un lugar que es Getafe. No tiene nada de especial ni de particular, pero lo conozco lo suficiente para convertirlo en un escenario literario del que tengo conocimiento directo y que puede ser representativo de otros escenarios: Getafe es una ciudad de la periferia, y ése de la periferia es un espacio en el que viven muchos millones de personas y posee una riqueza narrativa que pocas veces se cuenta, o que se cuenta desde fuera.

De otra trilogía suya dice que sus protagonistas son triunfadores con ansias de redención ¿Tan difícil es el triunfo hoy?

Vivimos un tiempo que nos tiende trampas muy eficaces. Conseguimos cosas que no necesitamos, recibimos una aprobación que no es la que buscamos. Estos libros fueron un viaje al reverso de personas que logran éxito económico, pero que tenían otra inquietud y acaban descubriendo que lo sacrificado es más valioso que lo obtenido. Muchas personas tienen esa misma sensación.

También ha escrito literatura infantil y juvenil. ¿Cuál es el reto, que los niños lean o que sigan leyendo cuando crecen?

Sin duda, el segundo. Que un niño lea es relativamente fácil. Está bajo la influencia de los padres, y si éstos ponen un poco de empeño el niño leerá. El momento crucial son los 15-16 años, cuando se descubren otras cosas. En este mundo perjudica el exceso de ventanas por las que mirar. Nos impide concentrarnos, a los jóvenes especialmente. Pero que un chaval deje de leer puede ser natural. El desafío es mantener presencia de lectura en la sociedad para mantener la inquietud, y que cuando el chaval deje de serlo, tenga una oferta, un estímulo.

También ha escrito dos novelas interactivas. ¿Es el futuro?

La novela interactiva es muy complicada de desarrollar y hacerla coherente. Pero existen otras formas de literatura interactiva. El blog ya es casi una forma literaria y es interactivo. Tiene tanto el contenido del autor como el caudal del retorno, y en ambos puede haber un buen nivel de expresión literaria.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra