Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CASTEJÓN

La parroquia desea recuperar el mural que lucía en la bóveda de la iglesia

El presupuesto inicial previsto por la parroquia para llevar a cabo este proyecto asciende a un total de 34.000 euros

Actualizada Jueves, 6 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • ENRIQUE MORANCHO . CASTEJÓN

La parroquia de San Francisco Javier de Castejón ha propuesto a los vecinos de la villa, y a sus fieles en particular, recuperar los murales que, en su día, decoraron la bóveda del presbiterio de la iglesia.

Estas pinturas fueron realizadas en el año 1950 por el artista murchantino Nicasio Martínez Sánchez (1881-1958), quien plasmó en ellas los viajes misioneros de San Francisco Javier. Los murales fueron eliminados durante los años 70 cubriéndolos mediante una capa de colamina a la que se añadió otra de pintura plástica blanca, como consecuencia de la reforma litúrgica que promovió el Concilio Vaticano II.

Para llevar a cabo el proyecto de recuperación de los lienzos eliminados, la parroquia ha pensado que su financiación podría llevarse a cabo a través de la obra social que Caja Navarra promueve por medio de su programa "Tú eliges, tú decides". El presupuesto inicial estimado es de 34.000 euros.

Estos trabajos se llevarían a cabo en dos fases. Tras redescubrir los murales de la bóveda del presbiterio, el proyecto contemplaría la recuperación de la pintura de la nave central que, siguiendo la tendencia de la época, simulaba sillares rectilíneos. "Con todo esto, el templo tendría un aspecto mucho más cálido y acogedor", indicó el párroco Juan Antonio Indurain Anaut.

La iglesia y sus murales

La primera piedra de la actual parroquia de Castejón, levantada bajo la advocación de su patrón San Francisco Javier, se colocó el 18 de julio de 1941. Al acto acudió el obispo de Tarazona, ciudad a la que, por aquel entonces, pertenecía eclesiásticamente la villa.

Su inauguración oficial tuvo lugar el 15 de marzo de 1944, acontecimiento que congregó a todos los vecinos de la localidad y otros muchos venidos de fuera.

La falta de recursos económicos hizo que el templo se inaugurara con lo más imprescindible. Por ello, las pinturas tuvieron que esperar unos años para poder lucir en la estructura interior de la iglesia.

Los murales fueron presentados en 1950. Su autor fue el artista murchantino afincado en Zaragoza Nicolás Martínez Sánchez. Este artista pintó a los apóstoles en el ábside de la iglesia, a excepción de Judas Iscariote por no considerarlo digno de ello.

Además, pintó cuatro escenas de la vida de San Francisco Javier y el citado mural con los viajes misioneros del santo en la bóveda del templo, que es el que ahora se quiere recuperar.

Contemporáneo de Basiano, Martínez comenzó sus estudios en los Corazonistas de Alagón, trasladándose posteriormente a Cervera (Lérida) de donde se trasladó a Zaragoza, ciudad en la que trabajó como dibujante. En su obra se encuentran numerosas pinturas realizadas en iglesias y capillas de distintos templos de Barcelona y Zaragoza.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra