Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
BALONMANO

TODO UN RECITAL

Este triunfo es un gran paso en la lucha de los antonianos por el puesto que da derecho a jugar la Liga de Campeones 08-09

Actualizada Jueves, 6 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • J.J. IMBULUZQUETA/S. ZUZA . PAMPLONA

Nadie podía esperar lo que ayer ocurrió en la UPNA. Fue toda una sorpresa. Muy agradable, eso sí, para los seguidores albiazules. El Portland San Antonio, en uno de los mejores partidos de la temporada, arrolló en todas las facetas del juego a un Ademar León que hace apenas diez días había ganado al Kiel (vigente campeón europeo).

Pero más importante aún que el recital de juego que ofrecieron ayer los antonianos es el hecho de que, con este triunfo, el Portland recupera el tercer puesto de la Liga y da un importante golpe en la lucha por asegurarse su presencia en la próxima Liga de Campeones.

El Portland noqueó al Ademar ya en los primeros minutos. Con una salida en tromba de la defensa navarra y el espectacular acierto de Svensson, el cuadro local encarriló el partido con suficiencia (9-3, m.12). De hecho, tal era la eficacia de la 6-0 navarra, que al Ademar le costó 9 minutos anotar su primer gol en jugada (los dos primeros fueron gracias a los 7 metros anotados por Stranovsky) y el segundo llegó en el 17.

Con Kjelling, Malmagro, Nikolic, Ruesga, Ortigosa, Hernández... el juego ofensivo que desplegaba el San Antonio era fluido, diverso y efectivo ante la desesperación de los visitantes, a los que, por su parte, les costaba dios y ayuda superar la 6-0 navarra . Las conexiones con el pivote Castresana y los contragolpes de la mano de Stranovsky y Urdiales eran las únicas opciones que parecían funcionar en el ataque leonés -con una desaparecida primera línea- ante el muro levantado por los de Javier Cabanas.

Ni siquiera una triple exclusión navarra -Juancho, Jorgensen y Buligan- permitió al Ademar recortar mucho la renta, ya que el Portland salvó la situación con un parcial de 2-3 (17-12, m.27).

Espoleado por el dominio que veía en la pista y por el apoyo de una grada volcada, el San Antonio se fue al descanso con un inusitado 18-12.

El choque estaba visto para sentencia. Aún más cuando la renta antoniana siguió aumentando merced a la intensidad defensiva -y eso que Jorgensen tuvo que reservarse al haber visto la segunda exclusión- y al acierto de un juego ofensivo cuya dirección recayó en Ruesga (22-14, m.34).

Pero por si aún cabía alguna duda, el Portland sentenció el duelo al salvar de nuevo, en el frenesí sancionador de unos pésimos colegiados, una nueva situación de triple inferioridad (24-18, m.39).

El Ademar, pese a mejorar, seguía siendo incapaz sin inquietar a un Portland que era un auténtico martillo sobre la defensa leonesa. Así, en el 44, llegó la máxima renta: un 28-19 que dejaba a las claras la superioridad local.

A partir de entonces, y un tanto mermado defensivamente por la retirada por lesión de Dominikovic (m.43), el equipo navarro se dejó ir (pensando quizá en el duelo del domingo ante el Zagreb, 18h). Así, el Ademar, aprovechando a la contra las pérdidas de balón navarras, fue reduciendo distancias. Pudo colocar el 34-31, pero falló y fue Vugrinec, a la contra, quien hizo el 35-30 final.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra