Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El Getafe sigue haciendo historia, aunque este triunfo sabe a poco (1-2)

José Antonio Camacho dirigió a su equipo después de asistir al entierro de su padre en España

Actualizada Jueves, 6 de marzo de 2008 - 23:43 h.
  • AGENCIAS. Lisboa (Portugal)

El Getafe dio un gran paso para lograr el pase a cuartos de final de la UEFA al ganar al Benfica (1-2), aunque dejó escapar una ocasión única de sentenciar la eliminatoria ante un equipo que jugó desde el minuto ocho con diez jugadores.

Manteniendo su política de rotaciones, Laudrup apostó de salida por Ustari en la puerta y en punta dispuso a Albin y Braulio, lo que contribuyó a que el Getafe saliese con un juego rápido, al primer toque y sin miedo ante un club histórico del fútbol y europeo.

Por contra, el Benfica entró al partido titubeando, intentando adaptarse a un once inédito, obligado por la ausencia de siete jugadores habituales.

En esta situación de incertidumbre inicial, el máximo goleador del Benfica, el delantero paraguayo Cardozo, no supo controlar sus nervios y alcanzó con la mano en la cara a Belenguer, lo que obligó al árbitro polaco Gilewski a expulsarle.

Esta tarjeta roja es lo que le faltaba al técnico local, José Antonio Camacho, que tuvo que improvisar nuevamente y situó al argentino Rodríguez como hombre más adelantado.

Pero la desgracia local no quedó ahí y en el minuto 25 De la Red se revolvió en la frontal del área y apuntó a la portería defendida por Quim, que, incrédulo, vio cómo el balón entraba en su meta después de que el central brasileño Edcarlos desviase la pelota.

Siete minutos antes, Quim ya había salvado el primer gol enviando a córner un disparo de Pablo Hernández.

Camacho, que dirigió a su equipo después de que asistiese hoy al entierro de su padre en España, no se podía creer el gafe que había caído sobre su conjunto, cuando pocos minutos después Luisao, el hombre fuerte de la defensa local, se tuvo que retirar lesionado.

El Benfica, que llegó al partido con la moral alta tras lograr un valioso empate en casa del Sporting de Lisboa, estaba deshecho, desesperado y con pocas ideas de cómo salvar esta situación sin delanteros en el campo y sólo un avanzado en el banquillo.

A pesar de todos estos contratiempos de su rival, el Getafe se mostró un tanto indolente y volvió a echar en falta un mayor olfato goleador.

El gol que puede significar un hito histórico para el Getafe llegó en el minuto 67, cuando Pablo Hernández amplió la ventaja con un disparo cruzado al que no pudo llegar Quim.

Cuando parecía que el partido estaba controlado, el conjunto madrileño perdió los papeles y permitió que el Benfica se creciese y Edcarlos envió un balón al palo cuando apuntaba a gol.

Dos apuros y una angustia visitante después, el delantero angoleño Mantorras anotó el tanto que pone emoción a la eliminatoria con un disparo lejano en el que Ustari pudo hacer mucho más.

A pesa de poder haber logrado más, el Getafe, que no podrá contar con Braulio y Hernández por acumulación de amarillas, tiene todo en su mano para lograr el pase a cuartos el próximo día 12 y prolongar así el maleficio del Benfica, que ha sido eliminado cada vez que se ha topado con equipos españoles desde hace 25 años.

Ficha técnica:

1 - Benfica: Quim; Nélson, Luisao (Zoro, min.29), Edcarlos, Leo; Katsouranis, Rui Costa; Rodríguez, Di María (Mantorras, min. 61), Sepsi y Cardozo.

2 - Getafe: Ustari; Contra, "Cata" Díaz, Belenguer, Licht; Pablo Hernández, Casquero, De la Red (Celestini, min. 73), Granero (Mario Cotelo, min. 46); Albín y Braulio (Manu, min. 61).

Goles: 0-1, m. 25: De la Red. 0-2, min. 67: Pablo Hernández. 1-2, min. 76: Mantorras.

Árbitro: Gregorz Gilewski (POL). Mostró tarjeta amarilla a Braulio (min. 21), De la Red (min. 35), Licht (min. 82), Casquero (min. 84), Pablo Hernández (min. 91) y cartulina roja a Cardozo (min. 8).

Incidencias: encuentro de ida de los octavos de final de la Copa de la UEFA disputado en el Estadio de La Luz ante unos 25.000 espectadores. Antes del partido se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del padre de Camacho. Los jugadores del equipo local lucieron brazaletes negros.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra