Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
EL BLOC

Un punto para la confianza

La falta de confianza motivada por los puntos que se han escapado y la situación en la tabla impidieron la victoria

Actualizada Lunes, 3 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • J.M. ESPARZA

Y pudo ganar. Osasuna buscó y anduvo más cerca de la victoria al contragolpe que un Villarreal muy fallón, quizás demasiado confiado ante un rival al que presumía un comportamiento inferior, pero que a la hora de la verdad le atenazó por todos los lados del campo, comenzando por donde más duele, la parcela central.

Los rojillos recuperaron la seriedad y orden tácticos a lo largo de los noventa minutos, sin fisuras, especialmente en defensa, trabajo donde el centro del campo se prodigó a destajo y aún tuvo fuerzas para lanzar el balón hacia el área amarilla, gracias a que Patxi Puñal supera el bache y recupera sus mejores prestaciones. El partido salió según los deseos del técnico, marcando los tres tiempos. Primero, parar al contrario, para inquietarle a continuación y, llegado el tercer momento, recomponer la situación con los cambios y buscar el mejor provecho al encuentro. Fue en esta tercera fase donde Cuco apostó fuerte en Villarreal, y a punto estuvo de salirle bien, con un premio mayor del obtenido.

En cualquier caso, está bien el empate, y más en el campo del tercer clasificado, donde lo más normal hubiese sido regresar a casa con lo puesto. Tampoco puede asegurarse que sea injusto, ya que el "submarino amarillo" también gozó de opciones ante Ricardo.

Pero hay que resaltar que el empate premia únicamente a Osasuna y a su trabajo ímprobo para conseguirlo, sabedor de las abundantes penurias que acumula a lo largo de esta temporada, con un montón de puntos que se han esfumado en acciones tontas.

Decía Ziganda que para ganar debía salir todo perfecto durante los 90 minutos. ¿Qué faltó entonces para no sumar los tres puntos? Sin duda, la confianza. La necesidad de puntuar, unida al recuerdo de los muchos que se han esfumado en esas acciones tontas, provoca inseguridad, siembra un miedo lógico a la fatalidad, obliga a guardar la ropa antes que a nadar. Con un colchón de puntos mayor, la victoria habría estado más próxima en el Villarreal. Pero la situación en la tabla no permite tales alegrías y obliga a amarrar.

En tal sentido, el valor del punto logrado resulta incalculable, no tanto en la clasificación, donde alivia pero apenas soluciona, como en el ánimo de los jugadores o del aficionado. Empatar en El Madrigal a costa de aguar las expectativas del tercer clasificado demuestra que este equipo puede mucho más de lo que está logrando. Es el mensaje más positivo del partido, siempre que sea asumido el esfuerzo necesario para seguir sumando.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra