Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
VILLARREAL 0 - OSASUNA 0

Punto y seguido

En los tramos finales de cada periodo, los rojillos dispusieron de varias aproximaciones que no tuvieron su culminación

Actualizada Lunes, 3 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • FERNANDO CIORDIA . ENVIADO ESPECIAL A VILLARREAL (CASTELLÓN)

Hay una máxima en el fútbol que reza "cuando no puedes ganar, tienes que saber no perder". Parece una obviedad repetirlo, pero ayer Osasuna lo supo interpretar con acierto. En fechas recientes como foráneo, el botín al orden y sensación de equipo le había dado la espalda en el Pizjuán y en el Camp Nou, hasta que en su tercer intento de dar un disgusto a un grande consiguió su propósito.

En El Madrigal, Osasuna puntuaba lejos de Pamplona casi tres meses después y por fin obtenía un merecido resultado para tomar más oxígeno en la tabla y, de paso, quitarse de la cabeza los fantasmas de mal visitante que le acosaban. Esta vez no hubo sustos de última hora.

Habrá quien a estas horas todavía vea la botella medio vacía y considere en sus reflexiones que los rojillos tuvieron en su mano el partido. Y es cierto, porque hubo varias aproximaciones peligrosas en transiciones y contragolpes, coincidiendo con los finales de cada tiempo y conducidos por un Juanfran estelar que corrió con la misma intensidad desde la primera ocasión que gozó a los cuatro minutos hasta la contra que montó en el 91. Faltó ese último pase, sí, pero hay que tomar en consideración que Osasuna siempre supo ser disciplinado y dio valor al empate, algo que quizá le había faltado en otros desplazamientos. No es cuestión de racanería ni de poner el autobús, sino de ahogar el juego de un grandísimo equipo de fútbol como el que había enfrente.

Osasuna trazó un inteligente planteamiento de encuentro. Sabía perfectamente que presionar a su rival en su campo podía acabar siendo una prematura rendición y le esperó para desafiarle en el cuerpo a cuerpo cuando merodeaba la zona de tres cuatros. Hasta aquí, el medio centro uruguayo Eguren lo hizo casi todo bien. Ayudado por Senna, entre los dos trataron de combinar con la dinamita millonaria del submarino , personificada en Pires, Guille Franco y Nihat. Pero ninguno de los tres nunca llegó a sentirse cómodo.

Ordenado, junto y perfecto en la basculación, como un reloj, Osasuna sólo concedía disparos lejanos. Era una especie de monólogo amarillo con tintes engañosos, sólo cristalizado en tres llegadas del fenomenal lateral zurdo Capdevila (no acertó a rematar un córner en el segundo palo, lanzó una falta peligrosa junto al palo de Ricardo y cabeceó fuera) y en sendos tiros de Cazorla y Nihat desviados.

Había pasado media hora, tiempo necesario para haber mantenido la paciencia y dar un paso adelante. Osasuna lo hizo guiado por Puñal y Javi García en un duelo espectacular con sus cerebros rivales. El partido dio un giro radical un cuarto de hora antes del descanso. Un remate de Sola en el primer palo a pase de Plasil desencadenó la batalla. Infatigable, pudo inaugurar el marcador después gracias a una dejada de Cruchaga en acción de estrategia. Lástima que su disparo se murió antes de cruzar la línea de gol.

Había despertado Osasuna, al que sólo le faltó elegir la mejor opción de pase en el área. Primero, Juanfran no vio la llegada de Monreal, como tampoco lo hizo Vela con Sola un minuto después, en el 41. El ribero esperaba con la caña.

Astudillo entra en acción

Una sobrecarga muscular obligó a Ziganda a reordenar sus piezas. La había sufrido Josetxo, que llevaba una amarilla. Javi García retrasó su posición y Astudillo fue la nueva pareja de baile de Puñal. El argentino se mantuvo siempre con los dientes afilados, mientras que el murciano sufrió más como central cuando tuvo que vérselas con Guille Franco, que gozó de dos ocasiones que pudieron cambiar el rumbo. Una a la media vuelta, a pase de Nihat, se marchó fuera y en otra apareció Ricardo en una enorme intervención palo corto.

El Villarreal, con un arsenal de delanteros, ya no crearía más peligro. Seguiría llevando la manija, pero cada vez con menos chispa. Osasuna le estaba comiendo y contemplaba la baza de salir en velocidad. Con Héctor Font en el campo, los rojillos recuperaron la alegría necesaria para aproximarse con peligro. Juanfran, al que se le anuló un gol por fuera de juego de Sola, seguía siendo un Ferrari y Font puso un nudo en la garganta a sus paisanos. Sólo faltó malicia.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • yo con gente como dnl alucino. Ahora resulta que es un fracaso empatar contra el tercero y en su campo. toda la culpa es de Ziganda, de estar Aguirre seguro que iríamos lideres y hubiesemos ganado ayer 0-5.rojo
  • recordemos que el villarreal es el tercer clasificado de la liga y es un equipo muy difícil. ya veremos el domingo en casa cómo actua Osasuna. espero que perdamos el tiempo desde el minuto 1 como siempre que jugamos fueraJusticar
  • No estoy de acuerdo contigo dnl. A mí me parece que Osasuna jugó muy bien, pero que le faltó un poco de picardía para poder haber metido algún gol en alguno de los contragolpes que tuvo. Si vas al campo del 3er clasificado de la liga y vas a atacar desde el principio de comen. Y, por cierto, yo he criticado mucho a Puñal pero ayer estuvo impresionante!Gorri
  • dos puntos perdidos por cobardes. con juanfran, vela, plasil,... y a defender no por estrategia ni pridencia si no por cobardía. necesitamos un entrenador valiente (que no quiere decir suicida) que saque partido a una plantilla magnífica pero mal dirigida. dnl

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra