Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
EL PARTIDO POR LA TV

Misión cumplida

Osasuna supo mantener el orden cuando apretó el Villarreal, pero también salió al ataque sin descuidar la retaguardia

Actualizada Lunes, 3 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • MARÍA VALLEJO . PAMPLONA

Jueguen ustedes con cabeza, con orden, sin prisas, si aprieta el rival, tranquilidad, si hay una ocasión a favor y se falla, no pierdan el sitio para el repliegue, den la importancia al punto que tienen antes de ir a buscar tres y quedarse sin ninguno. Éste era el guión previsto para este partido, y también para otros anteriores, pero casi nunca ha salido. Pero ayer, por fin, sí.

Fue un puntazo en toda regla. Ante un tercer clasificado, millonario y bien construido, Osasuna llegaba con la lección aprendida y, tras cinco batacazos seguidos de todos los colores, logró no salir derrotado de un viaje. ¡Albricias!

Como local, el Villarreal llevó el mando, realizó una buena primera parte, acorralando en cierta medida a Osasuna. Pero fue un dominio que se afrontó con paciencia. Si Eguren, Capdevila, Cazorla y Nihat se llevaban de calle el contador de ocasiones de la primera media hora, Osasuna aguantaba el tipo y decidía cambiar el curso del partido en un cuarto de hora en el que se subió a las barbas del submarino y hasta pudo marcar. Puñal sacaba el tiralíneas para trazar pases geniales, Josetxo incordiaba arriba a balón parado, Vela y Juanfran se subían en una moto para crear peligro por las bandas, Sola no perdía la cara a la portería. Osasuna había equilibrado el partido.

La duda del aficionado

Media labor estaba hecha. Pero planeaba en el aficionado la eterna duda. ¿Aguantarán los 90 y pico minutos de rigor o echarán por tierra una vez más el trabajo de todo el partido al final? Pues muy mal por dudar del equipo. Con un trabajo ejemplar en todas las líneas, Osasuna se sobrepuso a la lesión de Josetxo y siguió a lo suyo.

A pesar que nuevamente el árbitro de turno tocó las narices perdonando tarjetas de libro o señalando una peligrosa falta a Javi García por tocarle el culo a Tomasson, el equipo esta vez no cayó en desconcentraciones. Se intentó ir a por los tres puntos, porque jugadores hay para ello, pero no se perdió el que se tenía. Por fin, Osasuna se fue de viaje y se trajo un punto. Misión cumplida.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra