Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Las muertes violentas en Irak suben un 36% tras la última ola de atentados de Al Qaeda en el país

Un total de 633 civiles murieron violentamente en febrero, frente a los 466 que fallecieron en enero

Actualizada Sábado, 1 de marzo de 2008 - 13:34 h.
  • AGENCIAS. Bagdad (Irak)

Las muertes violentas de civiles en Irak aumentaron en un 36 por ciento en febrero respecto al mes anterior después de una serie de atentados con bombas a gran escala atribuidos a Al Qaeda, según cifras divulgadas por el Gobierno iraquí hoy sábado.

Un total de 633 civiles murieron violentamente en febrero, comparados con los 466 que fallecieron en enero, según las cifras publicadas por los ministerios de Interior, Defensa y Salud, la primera subida después de seis meses consecutivos en los que las cifras de víctimas disminuyeron.

Pese al fuerte aumento, es una cifra relativamente baja en comparación a los 1.645 civiles que murieron violentamente en el mismo mes del año pasado. Un total de 701 civiles resultaron heridos, comparados con los 2.700 del año anterior.

El descenso en las bajas civiles ha sido utilizado por responsables de los ejércitos iraquí y estadounidense como prueba de que las nuevas tácticas contra la insurgencia adoptadas el año pasado han funcionado e Irak se ha vuelto más seguro. Pero la cifra de febrero aumentó después de que dos terroristas suicidas mataran a 99 personas en dos populares mercados en Bagdad el 2 de febrero, en ataques atribuidos a los integristas de Al Qaeda.

El 24 de febrero, un suicida que atacó a unos peregrinos que se dirigían a la ciudad santa chií de Kerbala para una fiesta religiosa mató a 63 personas en Iskandariya, al sur de Bagdad, en otro ataque que se atribuyó a Al Qaeda.

Los funcionarios dijeron que los ataques en todo Irak habían disminuido en un 60 por ciento desde junio pasado, cuando 30.000 soldados estadounidenses más fueron desplegados como parte de la nueva estrategia contra la insurgencia, y que coincidió con el aumento de las unidades policiales que vigilan vecindarios, compuestas mayoritariamente por suníes, cuyos guardias apoyados por Estados Unidos llegan a cerca de 80.000 efectivos y también han jugado un papel importante en los avances en la situación de seguridad.

Las operaciones del año pasado expulsaron a Al Qaeda de sus bastiones en la provincia de Anbar, en el oeste del país, y de los alrededores de Bagdad. Pero los milicianos se han reagrupado en cuatro provincias del norte, donde las fuerzas estadounidenses e iraquíes han lanzado una serie de ofensivas este año.

Además, las muertes de militares estadounidenses han descendido después de un aumento en enero. Hasta ahora, se ha informado de la muerte de 28 soldados en febrero, comparadas con las 40 de enero. Ambas cifras son mucho menores que las del año anterior, cuando 81 soldados murieron en enero y 83 en febrero, mientras Irak se acercaba a una guerra civil generalizada. Un total de 3.973 soldados estadounidenses han perdido la vida en Irak desde el inicio de la invasión para derrocar a Sadam Husein en 2003.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra