Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
VÍCTOR MANUEL ARBELOA FUE EL COMISARIO DE NAVARRA, UN FUTURO ENTRE TODOS.

¡Luz y taquígrafos!

Actualizada Sábado, 1 de marzo de 2008 - 03:59 h.
  • ION STEGMEIER . HUARTE

E L día 15 de febrero, ya en plena campaña preelectoral, leí en Diario de Navarra la nota escrita y publicada por el PSN-PSOE contra la Exposición "Navarra; un futuro entre todos", muy parecida a la publicada horas antes por NaBai. La calificaba de "auténtico montaje autopropagandístico del entonces Gobierno de la mayoría absoluta de UPN y CDN, realizado por el consejero Juan Ramón Corpas y ejecutado por el comisario Víctor Manuel Arbeloa, no sin previo pago de 60.000 euros, diez millones de las antiguas pesetas".

El Diccionario de la Academia de la Lengua Española no distingue bien entre "realizar" y "ejecutar", a no ser que este segundo verbo se utilice por quien redactó la nota, en su tercera acepción de "desempeñar con arte y facilidad algo". De todos modos, ni la Exposición fue realizada por el consejero ni ejecutada por el comisario, quien se limitó a "definir los contenidos y mensajes que han de estar presentes en la Exposición, así como la presentación de los mismos a través de los elementos expositivos o de las actividades a realizar".

Quienes firmaron el contrato, antes de comenzar yo mi trabajo, asignaron 60.000 euros para dos años, pero - lo he dicho y escrito repetidas veces- no para el comisario (que, al comienzo, fuimos dos), sino para la "oficina del comisario": "Bajo el término de Comisario -dice el contrato- se designará a la persona física nombrada para este cargo, así, como en su caso, a cuantas personas integren la llamada Oficina del Comisario". En esa oficina, además del comisario, trabajó durante dos años, en dedicación exclusiva, una persona como directora de la misma, que cobró su salario, al que hay que añadir su seguridad social, y los gastos ordinarios de toda oficina.

Cuando leí esa zafia y vil añadidura "no sin previo pago" en la nota del PSN-PSOE -¡ahora, con ésas y mira desde dónde!-, envié, el sábado día 17, por correo electrónico a la página web del partido, este breve mensaje para su secretario general: "Querido Carlos: He leído con pena la nota cainita que habéis publicado sobre la Exposición Navarra: un futuro entre todos, porque, al hablar del dinero del comisario, se confunde, como ya lo hicieron Diario de Noticias, y Berria copiándolo del anterior, los gastos de la oficina del comisario con los honorarios del comisario, que fueron mínimos comparados con cualquier otra Exposición. Tuve que enviar dos notas de rectificación, que fueron publicadas. Ahora insistís en el error, y de qué modo. Te pido una rectificación pronta y me ofrezco a acompañar a quien quiera a la oficina de la Fundación. Cordialmente, VMA." ("Tu mensaje ha sido enviado satisfactoriamente. Gracias por hacernos llegar tu opinión", fue la respuesta informática).

Tres días más tarde supe por un amigo que una parlamentaria socialista había anunciado en un medio informativo que su Grupo Parlamentario convocaría también al ex comisario al Parlamento de Navarra. He tenido que esperar varios días, hasta que hoy, jueves día 28, sin recibir notificación oficial alguna, me dicen por teléfono que tengo que ir a una mera sesión de trabajo, sin medios informativos presentes

Pues, no, no quiero ir a una comisión de trabajo cerrada. Porque sería añadir a una falsedad, a una mentira, con visos de infamia, y quien sabe si de injuria, la infamia de tener que soportar, además, la sospecha de que se quiere ocultar y disimular algo, dar tal vez un trato compasivo de favor, sin testigo alguno, dejando, además, que cada grupo político diga después, tras la sesión secreta, sin testigos, lo que le venga en gana. ¿Acusación pública y defensa privada y secreta? Viejo truco y viejo atropello. Rotundamente no. Si los parlamentarios necesitan explicaciones, tanto o más las necesitan los ciudadanos /contribuyentes.

Quiero ir al Parlamento, y así voy a pedirlo formalmente, por propia voluntad, a explicar con pelos y señales, y con la mayor publicidad posible, la sencilla y transparente realidad de lo que fue mi función durante dos años en una Exposición, exigente, nueva, innovadora, original, que dio trabajo y posibilidades creadoras a muchos trabajadores y artistas, navarros y jóvenes sobre todo.

He colaborado con todos los Gobiernos, Parlamentos y Ayuntamientos, de cualquier color, que han pedido mi colaboración. Con innumerables instituciones públicas y privadas, en Navarra y fuera de Navarra, casi siempre "gratis et amore". Y seguiré colaborando. Quiero estar ahora con los parlamentarios navarros, pero no a oscuras y sin testigos.

¡Luz y taquígrafos!


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra