Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NUEVA TEMPORADA EXPOSITIVA

Centro Huarte, segundo capítulo

El artista portugués Hugo Canoilas expone un mural de cien metros sobre una matanza múltiple

Actualizada Sábado, 1 de marzo de 2008 - 04:00 h.
  • ION STEGMEIER . HUARTE

SUENA Kortatu, la extinta banda de rock en euskera -"gazte bat, drogaz hiltzen da... ("un joven muere de droga...")- pero en la pantalla es un grupo taiwanés el que practica un curioso ventrilocuismo con la canción. Mientras, delante, un grupo de locas asiáticas bailan sonrientes, totalmente ajenas a la letra.

Es la videoinstalación Kolpez Kolpe de Iñaki Garmendia, que forma parte de Esto no es una exposición, una de las nuevas muestras que hoy abre sus puertas en el Centro de Arte Contemporáneo Huarte.

Esto no es una exposición reúne numerosas piezas de vídeo, fotografías o documentos que abordan diversos tópicos: la escuela, la guerra, la fábrica, lo global, la arquitectura... Los usuarios del centro -se les llama usuarios, no visitantes- pueden pedir una copia de las imágenes que quieran y llevárselas a cambio de unirse a un grupo de trabajo para compartir su visión. El objetivo es que sean vistas, comentadas y debatidas. "No es una provocación, es una instrucción para que cuando nos acerquemos intentemos suspender la forma en que acostumbramos a entrar en estos espacios", dice el comisario, Carles Guerra, que ha contado con la colaboración de Imanol Aguirre, profesor del Departamento de Psicología y Pedagogía de la UPNA.

Se ha querido devolver la exposición a un ideal de servicio público. "No hay un tema, hay muchos, muchos debates, es una presentación de materiales e imágenes que han llegado a través de mensajería o de correo electrónico", apunta Guerra. Se han evitado las grandes obras, los seguros, los embalajes, la organización pesada de las exposiciones. "Si exponemos algo es la logística del montaje de las obras, con la intención de ofrecer materiales para que el público las debata". ¿Dónde está el valor en la obra? ¿En la obra en sí o en el debate que genera? Planta segunda del Centro Huarte.

Cambio total

El centro renueva a partir de hoy todas sus exposiciones. Esta nueva programación, que se prolongará hasta finales de mayo, es heterogénea, pero todas ellas giran de alguna manera en torno al concepto de identidad, individual, nacional o política.

El centro continúa su política de trabajar en red, tiene proyectos de colaboración con la UPNA, la ENT, el Gobierno de Navarra (Festival Escena) y el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona. A partir de hoy no se cobrará para entrar, "porque se entiende como un servicio público del arte", explicó ayer el director del centro, Enrique Ordóñez.

Una de las nuevas propuestas más espectaculares es el mural de más de cien metros del artista portugués Hugo Canoilas (Lisboa, 1977) , Endless Killing (El asesinato interminable). La obra ocupa todo el perímetro de la tercera planta y presenta a más de cuarenta hombres blancos, desnudos, matándose entre sí, cada uno al que tiene delante.

"Es una pulsión universal, el deseo de eliminar al otro, se repite en más de 40 veces en el friso", explicó la comisaria Chus Martínez. "Es una pintura envolvente, el espectador debe preguntarse si él es uno más".

El propio Canoilas explicó que pretende "plasmar la historia como un acontecimiento marcado por la imposición violenta de un grupo o una nación sobre otra". Este artista que trabaja entre Portugal, Londres y Budapest (el mural lo ha pintado expresamente para Huarte), además, hace un guiño a la historia de la pintura plagando el mural de pequeñas referencias y detalles que recuerdan a El Bosco o a Durero.

Keren Cytter

La nueva programación de Huarte presenta por primera vez en España a la artista israelí Keren Cytter (1977) que está despertando un enorme interés a nivel internacional, según contó el comisario de la exposición, Octavio Zaya, entre otras instituciones por la Tate Gallery de Londres.

Cytter llega con sus video instalaciones Repulsión, Dreamtalk y Mfpig. "Con ello subrayamos nuestra voluntad de promocionar las corrientes más actuales del arte contemporáneo internacional", dijo Zaya.

Se trata de una obra "bastante sofisticada y compleja", según explicó, que se basa en las relaciones humanas y en el lenguaje. "Con una estética casera que va de las telenovelas a una estética un poco cutre a nivel de imagen y facturación, con influencias de la Nouvelle Vague o el movimiento Dogma". Es lo que la propia artista llama estética de fregadera.

Cytter habla de relaciones en torno al deseo y al recuerdo, al sexo y al amor, a la crueldad y al temor, a la envidia, al odio y a los celos. "No parte de las identidades propiamente, va a los conflictos, a las relaciones que originan el encuentro entre diferentes personas; ella hilvana, contradice, esas relaciones. En una primera impresión parecen de una forma caótica, pero el lenguaje hilvana todo", explicó el comisario.

Y relaciones, pero cibernéticas, son las que emplea el artista bilbaíno Roberto Aguirrezabala con su proyecto de net.art (arte en Internet).

Aguirrezabala lleva trabajando en este nuevo campo desde 1998. En Huarte trata los problemas de la comunicación, los problemas de las relaciones en la era de Internet. Son proyectos no inmediatos, requieren un tiempo de navegación, unas dos horas y media según la comisaria Roberto Bosco, pero son proyectos narrativos que cuentan historias y que el espectador puede seguir en su propia casa. "Se puede ver en Huarte y seguir navegando en casa", explicó Bosco.

Son tres los proyectos que presenta. "Los dos primeros te estudian te monitorizan, te imponen responder preguntas, avanzar en la historia a un nivel de comunidad hay un juego entre lo real y lo ficticio", dice la comisaria. En el fondo es una crítica a los tópicos de sistemas.

Aguirrezabala ha trabajado año y medio en estas piezas. La tercera, Expanding, es una historia de 14 episodios. Se puede visitar hasta el 6 de abril en la sala Plataforma. Le sustituirá, a partir del 20 de ese mes, la quinta exposición: pintura y escultura del artista pamplonés residente en Huarte, Harri Larunbe.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • no va gente ni gratis guarte

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra