Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

Soplar las velas cada cuatro años

Este año toca. Los cuatro protagonistas del reportaje tienen en común la fecha de nacimiento: el 29 de febrero. Una peculiaridad que comparten otros 353 navarros sin sumar los que nazcan hoy.

Actualizada Viernes, 29 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • M. MARTÍNEZ DE EULATE . ESTELLA

HASTA ayer eran 357 en Navarra y según las previsiones hoy se sumarán cerca de una veintena, que todavía no serán conscientes, claro, de que les une una curiosa peculiaridad: haber nacido el día 29 de febrero. Los cuatro protagonistas de este reportaje guardan el mismo vínculo y aunque en su DNI figure su edad real, todos bromean quitándose años, no precisamente por negarse a envejecer sino porque argumentan que sólo cada cuatro soplan las velas en el día de su nacimiento.

Y este año toca.

Así, para César Sanz de Galdeano Díaz y Raúl Echávarri Montero supondrá su octavo cumpleaños, para Luis San Pedro Cueva su undécimo y para José Miguel Fernández, el décimo cuarto. Aunque no mienten, la realidad es otra a pesar de que se resistan a multiplicar estas cifras por cuatro. "Cuando yo tenga 12 mi hijo será mayor que yo", reiteró el tercero entre risas.

Luis San Pedro adelantará a hoy una celebración que en años no bisiestos retrasa al día 1 de marzo. "Mi madre me decía que debía hacerlo este día porque el 28 todavía no había nacido. En cambio un profesor me aconsejaba lo contrario", comentó. Sus hijos, de 9 y 6 años y de quienes espera hoy un regalo sorpresa, se ríen de la situación, a pesar de que todavía no entienden muy bien el por qué, según aseguró. San Pedro saldrá hoy a comer fuera con su mujer. "Lo celebro como siempre pero me hace más ilusión en año bisiesto porque es mi día real", consideró.

Como los otros tres protagonistas, Luis San Pedro conoce la existencia de un club de bisiestos en San Sebastián pero ninguno de ellos ha dado el paso para inscribirse. "Mi mujer me anima a que me apunte", contó Luis San Pedro. José Miguel Estrada Fernández aseguró que se enteró por la prensa. "Si fuera más cerca. Seguro que está muy bien porque te relacionas con otra gente y bromeas sobre el tema", consideró.

Aún así, Estrada aseguró que los comentarios irónicos en relación a este asunto forman parte de su vida diaria y más en estas fechas. "Ahora me toman el pelo mucho más que de joven. Hay gente que me está recordando el día desde hace semanas". Estrada reconoció que no le da ninguna importancia a esta casualidad y que ni siquiera conoce el santo del día. "Nunca me he interesado por saber algo más del tema". Sí es cierto que este año tiene más ilusión por cumplir años, pero le frena un poco el teléfono. "Acabo harto de él porque unos me felicitan el 28, otros el 1 y otros el 29. Además, con los dos primeros días no me identifico", indicó José Miguel Estrada.

Dos "bisiestos" en clase

En cambio, será el domingo, día 2, cuando cite a sus familiares para que participen en la celebración. "Siempre lo celebro a pesar de que sea año no bisiesto y ahora tendré con más motivo regalos, aunque de momento esta peculiaridad no ha sido excusa para ello", comentó en tono jocoso.

Hasta que la preparación de este reportaje les uniera, el vecino de Estella no conocía a otras personas con las que compartiera fecha de nacimiento. No puede decir lo mismo César Sanz de Galdeano, que desde muy pequeño ha sido compañero de clase de Raúl Echávarri Montero y ambos sabían que les unía esta peculiaridad. "Es algo anecdótico y a mí no me supone ningún problema. Aún así es cierto que todavía se me hace un poco raro", comentó.

En esta ocasión, el vecino de Estella reunirá este fin de semana a toda su cuadrilla en su propia sociedad para celebrar su cumpleaños y el de un amigo, que nació el día anterior. "Siempre hago algo porque si no se quedarían tres años colgados", consideró. Lejos de incomodarle la situación, a César Sanz de Galdeano le gustaría que su hijo, cuando lo tuviera, cumpliera los años el mismo día. "No me importaría, pero habría que hacer demasiados cálculos, sospecho".

En cambio, a Raúl Echávarri Montero, concejal del PSN en el Ayuntamiento de Estella , el haber nacido el 29 de febrero, le supuso de niño algún que otro quebradero de cabeza. "Me molestaba que todos los demás compañeros de clase cumplieran años y yo no. Pero ahora son los demás quien suman y llegada una cierta edad me viene muy bien no cumplir. Y confieso que ya me quito alguno que otro", comentó.

Según contó, su padre tuvo en su mano el cambio de fecha en el momento que registró su nacimiento. "Le propusieron cambiar de día para evitar esta circunstancia, pero como nací a las doce del mediodía mi padre no lo creyó oportuno", relató el vecino de Estella.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra