Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ARTE

El espíritu del surrealismo se adueña de las salas del Guggeheim de Bilbao

"Cosas del surrealismo" analiza el influjo del movimiento desde el primer tercio del siglo XX hasta nuestros días

Actualizada Viernes, 29 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • MIGUEL LORENCI . COLPISA. BILBAO

El genio surrealista se apodera del Guggenheim. El museo bilbaíno acoge Cosas del surrealismo, una excepcional muestra organizada por el Victoria and Albert Museum de Londres, coproducida por el Guggenheim y con patrocino del Banco Bilbao Vizcaya (BBVA), que analiza el poderoso influjo de los surrealistas en todos los campos de la creación, del primer tercio del siglo XX hasta hoy.

Es la primera exposición que examina a través de grandes obras la decisiva influencia de este crucial movimiento y cómo desde su eclosión ha transformado casi todos los ámbitos creativos, de la pintura al diseño, pasando por el interiorismo, el mobiliario, la moda, el teatro, el cine, la publicidad o la arquitectura.

La muestra indaga en el notabilísimo efecto uno de los más importantes y potentes movimientos del siglo XX, forjado en torno al término acuñado por Apollinaire en 1917 y convertido por André Breton a partir de 1924 en un movimiento radical que alteró la percepción del mundo. En cinco secciones temáticas recorre el complejo universo surrealista a través de piezas muy singulares firmadas por algunos de los grandes del movimiento: un Dalí que con 30 piezas es la estrella de la muestra, Magritte, Miró, de Chirico, Arp, Schiaparelli, Man Ray o Ernst. "Unos radicales que reinventaron el mundo y de cuyo genio se apropió el mercado" según resume la comisaria, Ghislaine Wood.

Cosas del surrealismo reúne dos centenares y medio de piezas, muchas de ellas mostradas al público por primera vez. Piezas de muy diverso género y ambición que permiten analizar en detalle el fructífero intercambio entre unos audaces artistas que abrazaron el surrealismo como una religión, una "secta" que fue a su vez un imparable motor para creadores de otras disciplinas.

Para mostrar este poderoso efecto, la totalidad de la tercera planta de la "catedral de titanio" diseñada por Frank Ghery se transforma gracias a una escenografía inspirada en las apasionantes y sorprendentes puestas en escena de los propios surrealistas. Las 250 piezas que conforman la exposición se reparten así por este espacio, diseñado especialmente para Bilbao.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra