Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
OTRASCOMARCAS

La centenaria que cuidó al embajador

María Luisa Perochena Elósegui, de Irurita, cumplió ayer cien años en la residencia de Elizondo. Recibió varias visitas, una, muy especial, la del marqués de Perinat, diplomático al que cuidó desde bebé y con quien ha vivido en varias embajadas

Actualizada Jueves, 28 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • P.F.L. . ELIZONDO

CIEN años, un cutis casi ausente de arrugas, el pelo blanco y cuidado y un pasaporte repleto de sellos. Es la carta de presentación de María Luisa Perochena Elósegui, una mujer baztanesa de Irurita, nacida en la casa Mendiburua, y que ayer cumplió cien años, un siglo de una vida azarosa, que le ha permitido viajar por medio mundo, de la mano de la familia Perinat Elío, con la que trabajó desde los 15 años en Madrid.

Luis Guillermo de Perinat y Elío, marqués de Perinat, tenía seis meses cuando María Luisa Perochena llegó a trabajar a su casa. María Gaztelu Maritorena, abuela de Luisa Guillermo, era de Irurita y los vínculos con la localidad llevaron hasta la ya centenaria a la capital. El marqués se desplazó expresamente a Elizondo desde Madrid, para felicitar a la mujer, que considera de la familia y con la que viajó por tantos países. Ella le reconoció enseguida y le tendió la mano, agradecida y sonriente. Testigo de todo fue también el marqués de Vesolla, pamplonés, y primo del marqués de Perinat.

María Luisa Perochena, soltera y sin sobrinos, vive en la residencia de ancianos Francisco Joaquín de Iriarte. En una sala del centro, Luis Guillermo Perinat resumía el periplo vital de la centenaria, que habla mucho, pero apenas oye. "María Luisa vino a casa en 1924, cuando yo tenía seis meses y ella 15 o 16 años, trabajo en el servicio doméstico, para mi madre, Ana María Elío y Gaztelu y mi padre, Luis Perinat; con ellos viajó mucho, estuvo en Cuba, Estados Unidos, Roma, Suiza, Biarritz, donde pasaban los veranos...", recordaba el marqués de Perinat y explicaba que, al morir su madre, María Luisa Perochena trabajó con él, que había accedido a la carrera diplomática. "Primero estuvimos en París y en Egipto y más tarde en Londres, allí fui el primer embajador de la democracia, entre 1976 y 1981", explica. Durante ese lustro, la centenaria de Irurita ejerció de "magnífica" ama de llaves en la embajada y éste puesto le llevó a conocer a distintas personalidades, que llegaban allí en visita oficial, como la reina de Inglaterra, los reyes de España o Adolfo Suárez, entonces presidente del Gobierno de España. Después, el embajador fue trasladado a Moscú, pero, para entonces, María Luisa había tomado un merecido retiro. Tenía más de 80 años y regresó a Irurita, donde vivían su hermana y su cuñado. Pasado un tiempo ingresó en el centro geriátrico, donde está rodeada de compañeros y recibe la visita de varios vecinos del pueblo, muchos, también presentes ayer en la fiesta de cumpleaños, entre ellos, Juan Luis Oscoz, Mari Carmen Olóndriz, Luchi Barasoain y Cristina Aldako.

Con todos los residentes

La residencia preparó a su centenaria un emotivo acto, a mediodía. La mayoría de los casi 140 residentes, todo el personal del centro, las religiosas Hijas de la Caridad, miembros de la junta, Javier Azpiroz, párroco de Elizondo... le cantaron al unísono un Zorionak. También asistieron Virginia Aleman, alcaldesa del valle y Santi Aldako, teniente alcalde. Éste le hizo llegar un ramo de flores e Inma Urtasun, gerente de la residencia, le entregó una placa. La fiesta finalizó con cava y pastas para todos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra