Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JOSÉ MIGUEL CLEMENTE CLAVIJO JESUITA TUDELANO TIROTEADO

"Sé que si vuelvo a Guatemala me van a matar"

"Estaba a punto de morir pero era feliz porque estaba en el lugar donde quería estar. Los muertos son los que sólo miran por sus propios intereses"

Actualizada Jueves, 28 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • DIEGO CARASUSÁN . TUDELA

No pudo reaccionar. El 20 de diciembre, ocho paramilitares encapuchados se abalanzaron sobre la furgoneta que el jesuita tudelano José Miguel Clemente Clavijo, de 49 años, conducía por una carretera de la comarca de Santa María, en el suroeste de Guatemala. El misionero salvó la vida, pero ha perdido un ojo y, ahora, se encuentra en tratamiento en la Clínica Universitaria de Pamplona para intentar recuperar la movilidad del brazo con el que intentó proteger su rostro.

Su esperanza reside en que el proceso judicial abierto, inédito en esa zona del país, finalice con el encarcelamiento de los asaltantes.

¿Cuál es su labor en Guatemala?

Formo parte de una comunidad compuesta por otros dos jesuitas en la parroquia de Santa María Chiquimula, en el departamento de Totonicapán, en el altiplano guatemalteco. Los 37.000 habitantes de la comarca donde trabajamos carecen de los servicios básicos. Además de mi labor sacerdotal, ejerzo como ingeniero para intentar dotar de suministro eléctrico a esta zona. Así, tengo que pelear con la compañía española Fenosa para que cumpla su responsabilidad social en estas zonas. Muchos han querido ver en este tira y afloja la causa del atentado, pero se trató de un asalto a cargo de los Patrulleros de Autodefensa Civil, conocidos como PAC.

¿Quién forma parte de los PAC?

Guatemala sufrió durante 36 años una guerra civil en la que el gobierno, apoyado en el ejército y grupos paramilitares, intentó proteger los intereses económicos de una pequeña oligarquía realizando un exterminio de la población indígena que se saldó con la masacre de más de 250.000 indígenas. Cuando en 1996 acabó la guerra, los paramilitares buscaron la forma más fácil de subsistir y formaron los PAC. Se trata de una organización criminal que opera en todo el país extorsionando, robando y matando.

¿Por qué son los jesuitas una amenaza para ellos?

Porque somos los que denunciamos los asaltos que realizan impunemente. La gente del pueblo no denuncia porque tienen miedo. En una comarca en la que viven 37.000 personas, todos se conocen y los indígenas saben que, si denuncian, les van a matar.

Usted fue testigo de un asalto.

Un mes antes del atentado, y en la misma carretera, los PAC habían parado varios coches. Los conductores estaban tirados sobre el asfalto con las manos en la espalda mientras dos mujeres eran violadas en el arcén. Los patrulleros me dieron el alto pero no paré. Denuncié los hechos y ese fue el motivo por el que fueron a por mí.

¿Qué papel juega la policía?

La policía es, en muchos casos, cómplice de los patrulleros. Nunca aparecen cuando se produce un asalto porque no les interesa meterse en problemas.

¿Y qué hace el gobierno?

Su apoyo hacia nuestra causa y labor es nulo. La situación de inseguridad es enorme y, por ahora, el nuevo presidente, Álvaro Colom, tan sólo defiende sus propios intereses y los de una oligarquía ladina que está implicada en el tráfico de armas y drogas. Sus tentáculos llegan a todos los rincones del país, y los perjudicados son siempre los más pobres.

¿Y cuál es la solución?

La gente del pueblo, cuando se cansa de los patrulleros, contrata a otros delincuentes de peor categoría para que los liquiden. Esta solución es temporal, ya que los PAC no tardan mucho en reorganizarse en la comarca. Nosotros lo que queremos es abrir un proceso judicial legal para acabar con esta espiral de violencia y que la gente sepa que, si denuncia las agresiones, sus autores lo pagarán. Yo he denunciado mi intento de asesinato, lo que supone algo histórico en la zona.

¿En qué punto está el proceso?

Por ahora, las autoridades han detenido al autor intelectual del asalto, pero las cosas van muy despacio. La gente tiene miedo y sé que va a ser un proceso largo. Mi compañero jesuita Ricardo Falla se está encargando de todo. Es un guatemalteco que estuvo junto a los indígenas durante la guerra y que ha sido llamado como testigo por el juez de la Audiencia Nacional de España Santiago Pedraz, quien está investigando el genocidio indígena para depurar responsabilidades.

¿Qué esperanzas tiene de que este proceso concluya con éxito?

Es la primera vez que se atreven a tocar a un jesuita en aquella zona, y eso ha provocado más miedo si cabe entre los indígenas. Al ser extranjero se supone que tengo una mayor protección por parte de las instituciones, con lo que si este proceso judicial no tiene éxito, va a ser imposible poder hacer algo por el resto.

¿Regresará a Guatemala?

En mi ánimo está volver, pero también sé que si lo hago me van a matar. Es duro, pero es así. De todos modos, sé que mi futuro está en Centroamérica, y allí regresaré cuando me recupere.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Animo Jose Miguel:Te deseo una pronta recuperación, un excompañero de estudios -ETI- .J.A. DOMINGUEZ CHUECA
  • En primer lugar, desearle una pronta recuperación. Con su trabajo en los lugares más pobres del planeta, nos ha dado un ejemplo de entrega y sacrificio desinteresado, que todos debemos agradecerle. Tomando el testigo de otro gran jesuita navarro, nuestro patrón San Francisco Javier, José Miguel casi pierde su vida. El próximo marzo en Tudela podremos escucharle personalmente dándonos su testimonio de vida en Guatemala . Gracias de corazón por todo y ánimo para recuperar su salud.EVA
  • Es admirable tanta fortaleza. Mucho ánimoLG
  • jesuitas, sois lo mejor de este mundo!!jimmy
  • Vaya ejemplo de personalidad y firmeza de carácter, enhorabuena y ánimo.Observador

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra