Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ANÁLISIS ENRIQUE VÁZQUEZ

Esperando a Mr. Gates

Actualizada Jueves, 28 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • OPINION@DIARIODENAVARRA.ES

U NA semana más, a lo sumo. Ese es el plazo que Washington parece dar a la ofensiva turca en el Kurdistán iraquí tras la seria advertencia del Secretario de Defensa norteamericano, Robert Gates, ayer en Delhi poco antes de dirigirse a Ankara, donde hoy sostendrá conversaciones con el Gobierno turco.

Gates dijo literalmente que los turcos deben terminar "pronto" y que él siempre había creído que se trataría de "una semana o dos", nunca de meses. Como la ofensiva dura ya siete días, debería concluir el jueves próximo. Pero tasar así el tiempo mientras nieva copiosamente y las operaciones se ralentizan podría ser políticamente arriesgado si la opinión turca, casi unánime en el apoyo a su Gobierno, lo percibe como una presión inaceptable.

Washington dice comprender las preocupaciones turcas, ha dado al Estado Mayor turco información táctica sobre las bases del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) y tiene al partido kurdo insurgente en la lista de organizaciones terroristas, pero Gates también ha aconsejado en público al gobierno de Ankara que recurra, junto a las acciones militares, a medidas políticas y económicas.

Los turcos saben todo esto y se abstienen de utilizar oficialmente su argumento final: ellos esperaban -y tal vez lo habían pactado en su día- que los norteamericanos invasores de Irak, en los mejores términos con los kurdos iraquíes, se ocuparían de los guerrilleros kurdo turcos que operan en Turquía desde santuarios en suelo iraquí. A cambio, los turcos permiten que la base de Incirlik sea el gran embudo por el que meter toda clase de suministros militares en Irak.

Turquía ha enviado a Bagdad para aclarar las cosas al influyente Ahmet Davutoglu, asesor jefe de asuntos internacionales del primer ministro Erdogan, quien se entrevistó con una jefatura iraquí íntegramente kurda porque, además del presidente Talabani y el ministro de Exteriores Zebari, el primer ministro en funciones (al-Maliki está de baja por enfermedad), Barham Saleh, es también kurdo.

Washington debe acotar la crisis a toda velocidad si no quiere ver el delicado conjunto de Irak fuera de control porque uno de sus actores centrales y socio de confianza, los kurdos locales, no hacen lo que deben para evitarlo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra