Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PAMPLONA

Nadie quiere el restaurante de Descalzos

El consistorio pamplonés estudia modificar el horario del local, que fue lo más criticado por los posibles gestores

Actualizada Miércoles, 27 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • A.O. . PAMPLONA

El Ayuntamiento de Pamplona tendrá que rebajar sus pretensiones con respecto al nuevo restaurante que quiere abrir en el edificio de la calle Descalzos, el mismo que alberga los ascensores de acceso a la Rochapea. A pesar de los elogios lanzados al local por las siete personas que acudieron a la visita organizada por el consistorio a comienzos de mes, nadie fue finalmente al registro municipal para presentar una oferta sobre la gestión del restaurante.

El día de la visita hubo comentarios favorables, por ejemplo, a las vistas que va a tener el local, sobre todo hacia la Rochapea y San Cristóbal, donde se ubica además una amplia terraza. También hubo palabras de aprobación para los materiales elegidos, e incluso para el diseño del local. Las mayores pegas las pusieron los potenciales gestores en el horario que debe tener el establecimiento, coincidente con el de los ascensores, según el pliego de condiciones. Los límites horarios, todavía sin fijar, apuntaban a que el bar tendría que estar abierto desde las 7 de la mañana hasta la una de la madrugada.

"No es lógico, porque a las 7 de la mañana, por ejemplo, no va a entrar nadie al bar y el empleado estará de brazos cruzados", comentaba uno de los visitantes.

A raíz de la nula respuesta obtenida, el Ayuntamiento de Pamplona podría modificar precisamente el aspecto del horario en el nuevo condicionado que tiene previsto publicar en breve.

Es posible también que se introduzcan novedades con respecto al canon que tendrá que abonar anualmente el adjudicatario al Ayuntamiento, fijado inicialmente en 3.000 euros, aunque no hay nada decidido de forma definitiva.

Un restaurante especial

El Ayuntamiento de Pamplona ha querido desde el primer momento que el restaurante situado en la tercera planta del edificio de la calle Descalzos sea un establecimiento especial, "con personalidad propia", se decía en el condicionado. Además, se pedía que fuese "cómodo, agradable, elegante y sin sonido agresivo que permita la conversación y las tertulias".

El local tiene una superficie total de 200 metros cuadrados repartidos a partes iguales entre el bar y el restaurante. La zona de bar se sitúa en la calle Descalzos y dispone de una pequeña terraza. La del restaurante está al otro lado y tiene vistas a la Rochapea, además de otra terraza. En las zonas de paso el pavimento utilizado es el mármol blanco, mientras que para las de estancia se ha elegido madera de roble. En las terrazas exteriores el suelo es de madera de Ipé y la separación con las terrazas es una pared de cristal traslúcido, el mismo material de las barandillas.

De acuerdo con el primer condicionado, el adjudicatario deberá aportar todos los materiales para la explotación del establecimiento (mobiliario, maquinaria de cocina, mesas, sillas, vajilla, bandejas, cristalería, lencería, cubertería, etc). En cualquier caso, se decía, todo el mobiliario y elementos decorativos deben ser acordes con las características estéticas de local.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra