Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

Zapatero y Rajoy se sienten ganadores del cara a cara

Los populares afirman que han logrado el objetivo de fijar su electorado y desmoralizar al del PSOE

Actualizada Miércoles, 27 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • COLPISA. MADRID

Tanto José Luis Rodríguez Zapatero como Mariano Rajoy se sienten ganadores del debate del lunes. Ambos candidatos creen que han cumplido sus objetivos en el primer cara a cara y se reservan las propuestas para la segunda vuelta del próximo lunes.

Fue Rajoy quien dio la victoria a Zapatero. Ese es el análisis del comité electoral del PSOE. Los ánimos están altos entre los socialistas porque creen poder asegurar que ya van "2 a 0". Primero fue Pedro Solbes, contra el fichaje estrella del PP, Manuel Pizarro. Y ahora su secretario general contra el líder popular. Sin embargo, esta vez son menos triunfalistas. Si el "rapapolvo" que, a juicio del PSOE, propinó Solbes a Pizarro lo convirtió en el héroe de la campaña, lo de Zapatero se ha quedado en un suspiro de alivio.

El error de las expectativas

Varios colaboradores del presidente estaban preocupados por las expectativas de victoria generadas en las jornadas previas. "Eso -dicen- tiende a producir una confusión psicológica que puede arruinar una buena victoria". Por eso insistieron en que no habría victoria por "k.o". Y ahora convienen en que, en efecto, no lo fue.

Creen, sin embargo, que hay motivos para estar contentos. El principal: que Rajoy, según coinciden varias fuentes socialistas, ofreció la imagen dura que ha mostrado estos cuatro años y que, sostienen, tan negativamente ha valorado la mayoría de la sociedad, en especial los votantes más moderados. Casi nadie critica a su líder, pero algunos admiten que "no estuvo bien en el primer bloque", el de economía y empleo.

Dicen, en cambio, que en lo relativo a ETA machacaron al PP porque Rajoy volvió a su imagen más fiera. También se sienten vencedores del tercer minidebate. "Él nos dio la victoria porque sólo habló de inmigración y para ellos puede resultar favorable, pero transmitió la idea de que no les interesan las políticas sociales". En la alocución final, creen que Zapatero estuvo mejor, simplemente porque Rajoy estuvo "desastroso".

La elevada audiencia

Los socialistas aseguran que salieron mucho mejor parados dado que su principal objetivo era movilizar. Y creen que el hecho de que la audiencia llegara a 13 millones de personas indica que así fue. "El que tenía necesidad de una victoria para lograr el cambio era Rajoy, el aspirante, y no triunfó", remarcan.

El equipo de campaña del PP diseñó la estrategia de los debates en dos tiempos, y el primero estaba destinado a fijar el electorado propio, movilizar el partido tras el candidato y abordar el segundo debate con la intención de pescar en caladeros del centro político.

No cabe duda de que todos los sectores del PP están satisfechos del comportamiento de su jefe de filas, según los estrategas de Génova, que advierten que así se dejará sentir en los mítines futuros.

Para evitar un efecto indeseado de exceso de confianza o la movilización del adversario, la dirección popular ha dado la consigna de moderar la euforia y todos los dirigentes miden sus palabras para evitar este riesgo. "El próximo debate tendrá que ser distinto", aseguran en el PP y adelantan que su candidato se concentrará en la presentación de su programa, generar confianza y transmitir ilusión. Según los asesores de Rajoy, el candidato cumplió todos los objetivos al concentrarse en la inmigración, política autonómica y lucha contra el terrorismo.

La despedida de Rajoy

La última intervención de Rajoy es la que ha despertado más críticas internas y ya es un lugar común el comentario sobre el inoportuno discurso sobre "la niña". No faltan quienes defienden la idea como un método original para presentar un resumen del programa, pero la mayoría lo considera sentimental en exceso e incluso ridículo. Hay quien lo interpreta como una copia de algunas parábolas utilizadas ahora por Obama o en su momento por Kennedy para las elecciones norteamericanas.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra