Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PELOTA

Más rápido cuando todo cuenta

El Campeonato de Parejas ha consumido su primera fase. El nuevo diseño del torneo, en el que todos los partidos valen, ha traído partidos más rápidos, menos peloteados y el doble de lesionados

Actualizada Miércoles, 27 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • L.GUINEA . PAMPLONA

CUANDO el Parejas se presentó el Día de los Inocentes en el emblemático Palacio de San Nicolás de Bilbao nadie se esperaba un Parejas así. El diseño del torneo ha traído una mayor exigencia y compromiso para los pelotaris, entre los 32 partidos ha habido más malo que bueno, y también un par de apuntes curiosos. Se ha jugado menos tiempo, se han cruzado menos pelotazos y han caído más lesionados que con el sistema empleado hace un año.

Un campeonato en el que cada tanto vale, en el que todo cuenta tiene sus señas de identidad. Este año las ocho parejas del campeonato han liquidado la primera fase un minuto más rápido que el año pasado, y con 57 pelotazos menos por partido de promedio. El número de saques ha sido muy similar, un 0.38 de diferencia entre un año y otro.

El Parejas 2008 ha sido ligeramente más rápido, menos peloteado (no ha habido ningún partido que haya superado la barrera de los 1.000 pelotazos, por uno del año pasado) y, como todo cuenta, el personal se ha agarrado al tanteador como un clavo ardiendo. Se han producido cuatro 22-21 y tres 22-20 (un 21,8% de todos los tanteadores). Y también ha habido palizas. En 32 partidos, seis han quedado por debajo de la barrera psicológica por debajo del 22-10. En 2007, sin nada en juego, sólo se registró una "paliza" un 22-9.

¿Vale este sistema?

¿Cómo ha caído este sistema entre los pelotaris? A pesar de que el peaje de lesiones que se ha pagado ha sido mucho más elevado, a los pelotaris el sistema les gusta. "El Parejas siempre es exigente, son dos meses en los que hay que estar a tope, y el más regular es el que pasa. El sistema es el que tiene que ser", decía Íñigo Pascual en la elección del miércoles pasado.

Es significativo que el año pasado con un número similar de partidos, ningún pelotari suspendiera por mal de manos, este año han sido cinco. Y con lesionados de gravedad. Irujo ni siquiera pudo empezar el campeonato, su sustituto también se tuvo que ir para casa sin poder terminar, y Rubén Beloki no ha podido jugar más que dos partidos.

"A mí el sistema me gusta, de hecho ha tenido emoción hasta el final", explicaba Óscar Lasa, el zaguero más veterano del cuadro. "Yo haría otra vez doble vuelta, pero jugando todos contra todos. Primero contra tu empresa y después contra la otra, daría más juego".

Para Julián Retegui, ex director técnico de Asegarce, la cuestión no es el envoltorio sino el continente. "A mí el sistema no me parece ni bien, ni mal. No creo que tengamos que mirar a eso, sino que el pelotari rinda al máximo en cada partido y dé espectáculo".

Y queda otro elemento por analizar. ¿Cómo ha sido la respuesta del público? El Labrit ha sido -una vez más- el recinto con mejor y mayor afluencia de público. En el resto ha habido más sombras que luces.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra