Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

A toda Vela

La osadía de Kike Sola y la electricidad de Vela fueron las grandes armas para dar en el Reyno un nuevo paso por la salvación

Actualizada Lunes, 25 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • FERNANDO CIORDIA . PAMPLONA

Un 2-0 cuando ni siquiera se han cumplido los cinco primeros minutos no entra en las quinielas de nadie. Pero no resulta extraño al comprobar que la actitud y ambición de un equipo sobre otro distan en años luz. Sin duda, la salida arrolladora de Osasuna determinó un duelo para borrar del mapa al Atlético de Madrid y ofrecer al espectador la mejor primera parte del curso. Y no sólo por la entrega que se puso en cada balón, sino también por el fútbol de calidad.

Porque Osasuna, aparte de saber anticiparse y presionar al rival, sabe mover y tocar la pelota con velocidad. El regalo de partido dejó el premio de tres puntos que permiten confirmarse entre el pelotón de equipos que trata de huir de la quema. La distancia con el antepenúltimo sigue siendo de dos, pero ya es la misma sobre el undécimo clasificado.

Ayer, los rojillos salieron vencedores después de un arranque y final de la primera parte de ensueño. El primer robo de balón de Kike Sola en una jugada que terminó en fuera de juego fue una declaración de intenciones de la apisonadora navarra, que mató inicialmente a Javier Aguirre con dos jugadas de su compatriota Carlos Vela. El mexicano, meteórico, desnudó a la defensa colchonera antes de que se cumpliera el primer minuto con una cabalgada que culminó Kike Sola a placer, el otro gran protagonista de la magnífica tarde de ayer por su entrega, osadía y descaro.

Con el sabor del gol, llegaba el segundo en otra acción eléctrica de Vela, que en un recorrido de izquierda a derecha se adelantó a Pernía en un balón dividido tras una falta a Plasil y superó por bajo a Abbiati. Todos los rechaces eran de un Osasuna que no perdió un átomo de valentía para seguir ahogando con fútbol a un Atlético arrollado con el incesante intercambio de posiciones del triángulo Juanfran-Plasil-Vela, siempre buscando espacios y la nuca a una zaga patética.

Forlán se inventa un golazo

Sólo Forlán dio un resquicio de esperanza al Atlético con su lanzamiento desde 30 metros que besó el palo de la puerta de Ricardo y significó el 2-1. Golazo en todos los sentidos que no mermó el empuje rojillo para seguir con un puñado de grandes ocasiones. Plasil, siempre en el ajo, se encontró con Abbiati en una acción de estrategia cercano al punto de penalti (m.36). Misma suerte ante el meta italiano corrieron Sola (m.40) y Vela (m.43) con sendos disparos en el área, antes de que en la prolongación el de Cascante lanzara alto tras marear a Pernía y luego sirviera a Plasil, que disparó fuera. Era la ocasión que cerró el telón del primer acto.

Aguirre sentó a Eller y Pernía. Si el central ilustró la viva muestra de la impotencia (debió ser expulsado después de un manotazo a Puñal, una sanguinaria entrada a Vela y un choque con Kike Sola), el lateral zurdo dio una lección de errores en los despejes y mala colocación. Que un técnico deje en la caseta a dos defensas en el descanso cuando va perdiendo lo dice todo.

Osasuna supo mantener el orden para contener al Atlético en la segunda mitad. Sin fisuras atrás y con el centro del campo firme, dejó la el balón al contrario, que sólo pudo marear el balón entre sus defensas y crear un par de situaciones aisladas de peligro; un balón en largo que no llegó a controlar el siempre peligroso Forlán y un remate de cabeza fuera de Jurado. Eso fue todo. Para entonces, Reyes ocupaba la banda derecha y Aguirre echaba el resto con hombres ofensivos pero sin centro del campo. Ziganda también movió pieza y reforzó con Héctor Font la línea de creación. Objetivo: más posesión.

El peligro era la incertidumbre de un resultado que se había quedado corto y que se resolvió con justicia de la mano de un Sola que segundos antes de ser sustituido se marcó la jugada de la tarde con un recital de quiebros que rompió las caderas de Zé Castro y Perea. Font interpretó correctamente la jugada y apareció para anotar. Genial acción del ribero y ovación de las que ponen la carne de gallina. Con el oxígeno renovado, Osasuna disfrutó el cuarto de hora final.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Estamos de enhorabuena. Ciganda sólo ha tardado 20 jornadas en empezar a enterarse del pedazo de jugador que es Sola... Bueno, espero que se haya dado cuentaJusticar
  • El de ayer fue un partidazo, aunque también es verdad que la defensa del Atlético dio muchas facilidades. Puñal y Javi García se hincharon a recuperar balones en el centro del campo y Kike Sola es un jugadorazo, fuerte y rápido. Jugando así no bajamos, jugando como en Levante sí.Gorri
  • ciganda y portillo callegabri
  • Como serán nuestros delanteros, de buenos, que Sola ha sido el cuarto delantero durante la temporada. Otro gallo cantaría si todos, en todos los partidos, le echaran lo que le echa el de Cascante, aunque luego exabrupte en las declaraciones. Lo que hay que hacer es jugar y emplearse como ayer. Aupa que así no pasamos apuros, seguro.J.I.L
  • este es el osasuna que querenos los rojillos kike sola eres un campeontxupinazo

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra