Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

La Universidad de Deusto patrocina la monografía del beirejo Jerónimo Javier

Fue sobrino nieto del patrón de Navarra y perteneció a la compañía de Jesús desde los 19 años

Actualizada Domingo, 24 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • MARTA OLCOZ . BEIRE

Beire tiene 306 habitantes en la actualidad, pero ya cuenta con personajes célebres como el editor José Lázaro Galdiano, el sacerdote Victoriano Flamarique Biurrun o el jesuíta Jerónimo Ezpeleta (Jerónimo Javier en la orden religiosa). Éste último fue sobrino nieto del patrón de Navarra y perteneció a la compañía de Jesús desde los 19 años.

Ayer, el nombre de Jerónimo sonó con fuerza en el centro cultural Lázaro Galdiano ya que cuatro representantes de la Universidad de Deusto (de San Sebastián) presentaron su monografía Fuente de vida. Esta universidad, a través del instituto Ignacio de Loyola, ha patrocinado el 50% de este libro y el otro 50%, la provincial de Loyola de los jesuítas.

José María Guibert Ucín, vicerrector de la universidad; Xose Estévez Rodríguez, profesor de la misma; José Luis Orella Unzué, también profesor; e Ignacio Cacho Nazábal, otro docente, llevaron a la localidad 30 ejemplares para vender que se agotaron al finalizar la conferencia. "He comprado para todos mis hijos. Siempre he oído hablar de él y en algunos libros he leído que cuando estaba en la India añoraba Beire y se acordaba del día del patrón, 12 de noviembre (San Millán)", aseguraba la vecina Margarita Ongay Zoroza de 76 años.

Los cuatro donostiarras se encontraron con un centro cultural lleno (cerca de cuarenta personas) y tuvieron que hacer frente a preguntas muy documentadas. Entre los asistentes se encontraban tres jesuítas de Javier y otro descendiente del patrón de Navarra, Aurelio Jiménez Valencia, dispuesto a encontrar allí las piezas que le faltaban a su árbol genealógico. Jiménez no consiguió resolver su puzzle particular pero conoció la vida de otro de sus familiares: Jerónimo Ezpeleta.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra