Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
COMENTARIO

Estrategias de campaña

Actualizada Domingo, 24 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS

L A alusión "of the record" que le hizo Zapatero a Gabilondo al final de la entrevista de la Cuatro tuvo que ver con la necesidad de hacer una campaña tensa. Los sondeos indican que para ganar las elecciones el PSOE necesita una participación alta, superior al setenta por ciento, y que el único modo de conseguir ese listón es movilizar al electorado de izquierdas.

Así pues, la interpretación correcta del comentario de Zapatero al periodista iba, por tanto, por la necesidad de una comunicación eficaz.

En realidad, esa ha sido la meta de la estrategia socialista a lo largo de toda la legislatura: la creación de un clima de confrontación que, posteriormente, achacaba al PP. En esa línea hay que explicar la propuesta de un cordón sanitario en torno al PP y el Pacto del Tinell con ERC e IU/Verdes. Este juego le ha permitido explicar la provocación como si fuera una iniciativa del PP. Y algo más: en estos días hemos tenido un ejemplo muy claro en el debate entre Solbes y Pizarro. A pesar de que este último se vio obligado a jugar a la contención, era acusado por el ministro, constantemente, como "catastrofista". Sin duda pesaba sobre él la acusación que Zapatero ha hecho recientemente a las críticas económicas del PP como "antipatrióticas". ¿Dónde queda entonces el buen talante?

Los expertos de comunicación del PP no han conseguido a lo largo de la legislatura invertir esta situación que podríamos calificar como de inferioridad de condiciones. Viven y actúan en el temor de ser acusados de extrema derecha. Se vuelve a repetir en cierto modo el clima que vivió la sociedad española en las vísperas de las pasadas elecciones. La dirección de Rajoy prefiere hacer una campaña de perfil bajo aun cuando, de ese modo, el ministro Solbes pueda convertir la actual crisis económica en meras "turbulencias" y por lo mismo quede tocada la figura de esa gran esperanza política como había presentado el PP con Pizarro.

A partir de aquí podemos hacernos a la idea del tono que van a tener los debates entre Zapateo y Rajoy. Nada le impedirá a aquel decir lo que quiera del modo que lo desee, mientras Rajoy tendrá que medir los términos de sus críticas. En estas condiciones, y al margen de las cualidades retóricas de cada uno de ellos, es fácil adivinar los resultados.

En definitiva, el talante y sus derivaciones se pueden comprobar en la campaña. La tensión para movilizar al electorado está en marcha. El debate de los economistas dejó ver consecuencias.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra