Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Obligan a declarar de nuevo al ex mayordomo de la princesa Diana

El ex mayordomo se ha hecho de oro gracias a sus apariciones en televisión y la publicación de libros sobre la princesa

Actualizada Domingo, 24 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • AINHOA PAREDES . COLPISA. LONDRES .

El ex mayordomo de Diana, Paul Burrell, sudó sangre cuando compareció a mediados de enero en la encuesta judicial que pretende aclarar las circunstancias de la muerte de la Princesa de Gales y de Dody Al Fayed. Estaba previsto que testificase sólo un día, pero al final fueron tres jornadas que les resultaron "horrorosas", según confesó después. Pero si pensaba que su pesadilla había acabado ahí, estaba muy equivocado.

Este viernes, el juez que dirige el proceso, Scott Baker, solicitó de nuevo su comparecencia para que aclare las supuestas mentiras que contó bajo juramento.

En un vídeo que obtuvo el sensacionalista Sun grabado recientemente en un hotel de Nueva York, Burrell le dice a un reportero encubierto: "¿Crees de verdad que conté todo lo que sé? Por supuesto que no. (...) Esto es lo que quería que hiciese -el juez- contarle todo lo que sé, todos los secretos. ( ) Cuando prestas juramento, debes contar la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Conté la verdad hasta donde pude, pero no conté toda la verdad. ( ) Sé que no me porté bien y que no debería jugar con la Justicia; sé que es ilegal y soy consciente de los serio que es".

Todo esto y más dijo Burrell, que al parecer había bebido de más, estaba cansado y deprimido, según sus abogados. Burrell se ha hecho de oro en Estados Unidos, no sólo gracias a la venta de exclusivas y de aparecer en programas de televisión, sino a una línea de vinos y de baterías de cocina. Ahora está a punto de lanzar una nueva línea de joyas y muebles. Lo que inicialmente le reportó beneficios fueron los libros. En el primero, concluye de manera contundente que cuando trabajaba para Diana, ésta le contó un secreto, que quedaría para siempre entre ellos.

El clímax de su comparecencia en la encuesta judicial en el Tribunal Superior de Justicia de Londres se produjo precisamente cuando el abogado de Mohammed Al Fayed le pidió que revelase ese secreto. Primero dijo que no quería hacerlo; luego, que no lo recordaba. Descolocado y pálido no paró de contradecirse; ese fue el principio del fin para Burrell, y el detonante del supuesto delito por el que ahora lo reclama de nuevo el juez.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra