Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PAMPLONA

70 años entre chocolate

A sus 87 años, Jesús Subiza Errea es el chocolatero en activo más antiguo de Europa. A pesar de su edad, no quiere ni oír hablar de una posible retirada del negocio

Actualizada Sábado, 23 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • EFE . PAMPLONA

JESÚS Subiza Errea abre puntual cada mañana su tienda de Pamplona, en la calle Amaya. Y lo hace igual que lo hacía hace décadas, pero ahora con la ilusión renovada de saberse el chocolatero en activo más antiguo de Europa.

Para Subiza, quien el pasado año fue objeto de un homenaje en Astorga (León) por parte de sus compañeros de profesión, la edad no es un obstáculo. A sus 87 años, asegura que sigue sintiéndose capaz para seguir sacando adelante día a día Chocolates Subiza, negocio que hace siglo y medio creó su bisabuelo.

Desde que en 1958 trasladaron su negocio a Pamplona, la situación de la industria del chocolate ha cambiado mucho, ya que el impacto de las grandes superficies ha sido fuerte. Pero Subiza reconoce que nunca se ha dejado vencer. "Hace falta tener mucha fe en lo que haces", asegura. Para él, ésa es la clave y lo que le ha permitido llevar más de 70 años dedicados a esta profesión.

Al preguntarle por el secreto de su chocolate, admite que, "como los buenos cocineros", es algo inexplicable, pero sí tiene claro que quien prueba su chocolate, no vuelve a probar otro. "Por algo será", incita. Subiza dice que uno de los aspectos más valorados por sus clientes es la calidad artesanal y la tradición, el saber que llevan siglo y medio haciendo el mismo producto. Aunque admite que los adelantos técnicos les han permitido introducir maquinaria que hace más sencillo su trabajo, la esencia del quehacer diario sigue siendo la misma que antaño.

Además, Subiza hace hincapié en que uno de los mayores baluartes de su chocolate es estar hecho la víspera. O, en sus propias palabras, "el chocolate, de la máquina, al paladar". Éste es para él uno de los grandes secretos del éxito de su chocolate. "El estar recién hecho, como los pasteles". Y es que Subiza cree que una tableta, por muy buena que sea, no se disfruta igual si lleva meses aparcada en un almacén, ya que así pierde toda su esencia.

Sin embargo, ésa no es la única diferencia con respecto al chocolate de las grandes superficies. Uno de los factores más importantes está, para él, en la materia prima. "Al comprar una tableta, siempre hay que fijarse en el tanto por ciento de cacao", advierte Subiza. "Todos los de importación y de las grandes superficies no tienen más de un 25 o un 30% de cacao", señala. Según su punto de vista, con la excusa de hacer un chocolate "rico en leche", se olvidan de la esencia del chocolate, que es el cacao.

5.000 tabletas diarias

Las alrededor de 5.000 tabletas que se producen diariamente en su fábrica le demuestran que, pese a todo, sigue habiendo mucha gente que prefiere seguir siendo fiel al chocolate tradicional. En respuesta a cuál cree que es su producto estrella, Jesús admite que las ventas demuestran que las preferidas por los clientes son las tabletas de 80% de cacao y de naranja, mientras que la menos exitosa es la de menta.

Y aunque son más esporádicos, Subiza destaca que ha tenido clientes de diferentes partes del mundo y de ellos recuerda muchas anécdotas. A pesar de su edad, no quiere ni oír hablar de retirada. "Llevo toda la vida trabajando, nunca he dejado de hacerlo y seguiré hasta que me dejen", concluyó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • este es un ejemplo de cómo el pequeño comercio puede hacer convivir con las grandes superficies. Amabilidad, calidad y trabajo, mucho trabajo y pasión por lo que se hace. mi aplauso
  • Felicito a este magnífico artesano -y mejor persona- que es Jesús Subiza, con el que me siento muy unido desde niño, pues ya entonces comencé a ser consumidor de sus extraordinarios chocolates. Que Dios nos lo tenga al frente del cañón muchos años. Me gustaría, D. Jesús que en otra ocasión nos hable de las propiedades tan saludables del chocolate. Sé que usted lo consume para desaayunar desde siempre y así está de fuerte y con mente tan clara. Pues le felicito, y también a su familia, que son sus mejores socios en el negocio. Un abrazo de un admirador.Frco. Javier Zubiaur Carreño

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra