Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TRIBUNALES

Declaran ante el juez ocho guardias civiles por la detención de Igor Portu

El juez se negó a que los agentes declararan tras un biombo al comparecer como imputados y no como testigos

Actualizada Sábado, 23 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • COLPISA. SAN SEBASTIÁN

Los ocho agentes de la Guardia Civil imputados en un presunto delito de torturas a Igor Portu negaron ayer ante un juez de San Sebastián que maltrataran al miembro de ETA y atribuyeron las lesiones que le llevaron al hospital al forcejeo que se produjo cuando intentó huir.

Los guardias civiles que participaron en la operación de arresto y custodia del presunto miembro de ETA Igor Portu declararon como imputados en un presunto delito de torturas en el juzgado de instrucción número 1 de San Sebastián.

En una comparecencia que se prolongó durante toda la mañana, los miembros de la Benemérita hicieron suya la versión oficial del Ministerio del Interior, negaron los malos tratos y mantuvieron que las heridas se produjeron durante el forcejos con los etarras. El juez se negó a que declararan tras un biombo al comparecer como imputados, no como testigos.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 6 de enero cuando la Guardia Civil interceptó en la población guipuzcoana de Mondragón a Igor Portu y Martín Sarasola cuando bajaban del monte.

Los agentes instaron a ambos a que mostraron el contenido de las mochilas que transportaban y los interpelados intentaron huir.

Según la versión facilitada por los imputados en su declaración ante el juez, dos guardias civiles salieron tras cada uno de los presuntos terroristas, les derribaron y cayeron sobre ellos, momento en el que se produjeron las lesiones. A continuación, los arrestados fueron trasladados hasta la localidad navarra de Lesaka donde se practicaron varios registros.

Versión oficial

La versión de los agentes coincidió con la que facilitó días después el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien atribuyó las lesiones a las maniobras de "sujeción y retención" de los detenidos cuando trataron de huir.

Este relato entró, sin embargo, en contradicción con la versión que mantuvo Igor Portu. Según su declaración ante el juez en el hospital, no opuso resistencia alguna a la detención. Un hecho que, denunció, no impidió que los agentes le golpearan desde su captura hasta el traslado a Lesaka. Fruto de los presuntos malos tratos, Portu ingresó en el servicio de urgencias del hospital Donostia de San Sebastián el 7 de enero, un día después de ser capturado.

El parte médico confirmó que Portu presentaba rotura de una costilla, múltiples contusiones, derrame pleural y enfisema subcutáneo. Tras tomar declaración a los agentes, el juez reclamó que el juzgado de Bergara le remitiera la declaración de un testigo, pero no ordenó más diligencias.

A los dos detenidos se les atribuye la explosión de la T-4 en Barajas en la que murieron Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra