Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Los guardias civiles que detuvieron a Portu ratifican que las lesiones se produjeron en el forcejeo del arresto

Los agentes prestaron declaración desde las nueve y media de la mañana, por espacio de unas tres horas y medi

Actualizada Viernes, 22 de febrero de 2008 - 16:46 h.
  • AGENCIAS. San Sebastián

Los ocho agentes de la Guardia Civil que participaron en la operación de arresto y custodia del presunto miembro de ETA Igor Portu, que declararon hoy en el juzgado de instrucción número 1 de San Sebastián como imputados por supuestas torturas, ratificaron ante el juez la versión del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, de que las lesiones se produjeron a consecuencia del forcejeo en el momento de la detención.

Los agentes prestaron declaración desde las nueve y media de la mañana, por espacio de unas tres horas y media. Al término de la comparecencia, el abogado perteneciente a la agrupación contra la tortura TAT, Aiert Larrarte, que ejerce la acusación particular en nombre de en nombre de las familias y del propio Igor Portu, señaló que los guardias civiles se negaron a responder a sus preguntas, aunque sí contestaron a las del juez, el fiscal y sus abogados defensores.

Larrarte afirmó que "todos los derechos de los guardia civiles han sido respetados", por lo que "han podido declarar lo que han querido a las preguntas que han querido", al tiempo que apuntó que el juez negó a los agentes poder declarar detrás de un biombo porque "esa medida que está solo recogida para los testigos".

En ese sentido, apuntó que los agentes sostuvieron "una versión que no tiene ni pies ni cabeza, con pequeñas modificaciones para poder acoplarlas a otras comparecencias que ha podido haber", como puede ser que "han adelantado un par de horas la detención".

Según dijo, los guardias civiles ratificaron la versión que ofreció Rubalcaba horas después de que Portu fuera ingresado en la UCI del Hospital Donostia de San Sebastián el pasado 7 de enero. Entonces, el ministro afirmó que los agentes tuvieron que "emplear la fuerza en la detención, por lo que se produjeron lesiones de distinta consideración".

"Han declarado que la detención se produjo en Arrasate, hacia las once de la mañana, que, al enseñar las mochilas (Igor Portu y Martín Sarasola), salieron disparados los dos corriendo escapándose, y dos agentes por cada detenido salieron por detrás, se echaron encima y se quedaron encima de ellos", detalló el abogado.

El letrado recordó que hay un testigo que declaró en el juzgado de Bergara y señaló que el juez de San Sebastián "ha pedido que se remita esa declaración y supongo que la tomará en cuenta" en el proceso que continúa. Por su parte, el TAT todavía no ha solicitado la práctica de ninguna diligencia en concreto, pero aseguró que presentarán pruebas para "demostrar que realmente la versión que han dado ellos es falsa".

Igor Portu, que fue detenido el pasado 6 de enero en Mondragón junto a Sarasola, ingresó en Hospital Donostia de la capital guipuzcoana minutos antes de las cuatro de la mañana del día siguiente con fractura del noveno arco costal izquierdo, así como otras policontusiones.

Portu también sufría contusión pulmonar y hemoneumotórax izquierdo con importante enfisema subcutáneo desde la región cervical hasta la pelvis. Este ingreso hospitalario provocó que el Juzgado de Guardia de San Sebastián decidiera abrir una investigación judicial tras conocer el informe médico forense realizado al presunto miembro de ETA antes de ser ingresado en el Hospital.

Como consecuencia de la investigación, el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la capital guipuzcoana decidió citar a declarar a los dos agentes que arrestaron a Igor Portu y que viajaron con él en el asiento trasero del vehículo en el que fue trasladado desde Mondragón hasta el cuartel de Intxaurrondo.

Asimismo, el magistrado citó al conductor de ese vehículo, al Guardia Civil que custodió al arrestado en el acuartelamiento donostiarra de Intxaurrondo desde su llegada hasta su traslado a la localidad navarra de Lesaka (Navarra) y a los agentes que custodiaron al presunto terrorista en la primera noche de su ingreso en la UCI del Hospital de San Sebastián.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • pero como somos, desconfiando de la buena benemérita, seguro que se calleron al tropezar por las escaleras de la comisaria, o al ver un céntimo en el suelo e ir a recogerlo,...Igual que la mujer que conducia bebida en EEUU, que en la comisaria, grabada en video, de un momento a otro aparece tendida en un charco de sangre,......que malas son las escaleras de las comisarias, deberiamos ilegalizarlas....Mikel

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra