Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Clinton y Obama discuten sobre Cuba en el debate previo a las primarias en Ohio y Texas

La cortesía del debate se quebró cuando Clinton insistió en sus denuncias de que Obama ha cometido plagio en algunos de sus discursos

Actualizada Viernes, 22 de febrero de 2008 - 09:41 h.
  • AGENCIAS. Washington (Estados Unidos)

Los aspirantes demócratas a la presidencia de EEUU, Hillary Clinton y Barack Obama, se enfrentaron hoy en un debate en el que coincidieron en que Cuba debe democratizarse antes de una normalización de relaciones y en la necesidad de una reforma migratoria integral en este país.

El encuentro de los precandidatos demócratas se desarrolló en la Universidad de Austin, Texas, estado que en las primarias del 4 de marzo será crucial para ambos en su lucha por llegar a las elecciones de noviembre, junto a los de Ohio, Rhode Island y Vermont.

El debate fue organizado por la cadena de televisión CNN y la cadena hispana Univisión y la primera pregunta fue la posición que asumirán frente a Cuba tras la renuncia del presidente Fidel Castro.

Y en ese tema, hubo alguna discrepancia.

Por una parte, Clinton señaló que no se reuniría con Raúl Castro, el probable sucesor de su hermano Fidel, si no se aplican reformas democráticas en Cuba.

"No se debería plantear una visita presidencial sin pruebas que demuestren un progreso en interés nuestro y en interés del pueblo cubano", señaló.

En ese progreso, la senadora de Nueva York mencionó la concreción de libertades políticas, la libertad de prensa y la apertura de la economía cubana.

Por otra, Obama indicó que sería partidario de un encuentro sin condiciones previas.

"Aunque la senadora Clinton tiene razón en cuanto a que debe haber una preparación previa, también es importante que haya una agenda y en esa agenda estén los derechos humanos y la liberación de presos políticos", señaló el senador de Illinois.

Sobre el problema que plantean alrededor de 12 millones de inmigrantes ilegales en este país, Clinton y Obama indicaron que es urgente aplicar una reforma migratoria integral.

Según la senadora, esa reforma debe insistir en la seguridad fronteriza y en la adopción de medidas contra los empleadores que contratan a trabajadores ilegales.

"Pero esa reforma debe también incluir una vía de legalización" para esos inmigrantes si cumplen ciertas condiciones, indicó.

Los temas de Cuba y la inmigración son cruciales para los estados de Texas y Ohio, donde existe una activa población hispana que podría inclinar la balanza en favor de uno u otro aspirante demócrata a la Casa Blanca.

Obama aventaja a Clinton en delegados a la convención demócrata, que finalmente designará el candidato presidencial del partido en agosto.

Según los últimos cómputos, Obama cuenta con el voto de 1.168 delegados contra 1.018 para Clinton y en las primarias del cuatro de marzo está en juego el voto de unos 370 delegados.

En las últimas diez primarias ganadas por Obama, el senador de Illinois ha aumentado el respaldo de los sectores de menores ingresos y ha reducido la ventaja que tenía Clinton entre los hispanos, según las últimas encuestas.

Sobre la economía, ambos precandidatos enunciaron las medidas que tomarán si llegan a la Casa Blanca el 20 de enero de 2009.

Clinton indicó que un tema prioritario será una resolución de la crisis inmobiliaria creada por los préstamos de alto riesgo que han sacudido la economía del país.

"Tenemos que poner fin a las prácticas de las empresas financieras y aplicar una moratoria en la ejecución de préstamos" que han significado para muchos estadounidenses la pérdida de sus viviendas.

Clinton también reiteró de que los futuros acuerdos comerciales con otros países deberán contener salvaguardas laborales y ambientales.

"Vamos a ver lo que funciona y lo que no funciona", señaló al indicar su intención de aplicar una suspensión transitoria en la firma de esos acuerdos.

Obama indicó que su objetivo es establecer "justicia y equilibrio" en la economía de Estados Unidos.

"Tenemos que dejar de dar exenciones impositivas a empresas que trasladan sus fuentes laborales al exterior e invertir esas exenciones en empresas que inviertan en EEUU", dijo.

Pero la característica cortés del debate se quebró en un momento cuando Clinton insistió en sus denuncias de que Obama ha cometido plagio en algunos de sus discursos.

Obama restó importancia a esa acusación y recomendó que "no nos despedacemos. Debemos levantar al país".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra