Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

El calentamiento de los ríos y la sequía llevaron a prohibir la pesca de trucha

Policía Foral, el Seprona y 140 guardas colaborarán en la vigilancia de las riberas para evitar el furtivismo

Actualizada Jueves, 21 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • CARMEN REMÍREZ . PAMPLONA

Técnicos del departamento de Medio Ambiente han constatado la subida de la temperatura media del agua de los ríos del norte de Navarra. Se encuentran trabajando en este sentido, por lo que todavía no existe un registro concreto de cuánto ha podido ascender ese índice, en qué zonas y por qué motivos. Esta circunstancia , unida a las escasas lluvias caídas en los últimos meses, se ha convertido en uno de los alicientes principales para la prohibición de pescar trucha en los ríos de la zona norte.

Ambos factores, temperatura del agua y nivel del caudal, son importantes para la adaptación de la especie a un determinado hábitat, por lo que se estudia cómo preservar la conservación de la trucha en el norte de la Comunidad foral.

"La prohibición de pesca desde el 1 de marzo responde a multitud de factores. Algunos son externos y no están relacionados con la acción del hombre, como la sequía o las variaciones en la temperatura del agua. Frente a lo que no controlamos, como que no llueva, no podemos hacer nada, pero existen otros factores como los vertidos y el furtivismo (pescas ilegales) para los que sí estamos tomando medidas", indicó ayer Begoña Sanzberro, consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente durante el transcurso de una jornada dedicada a la gestión sostenible del agua y los ríos.

Mayor vigilancia

Entre las iniciativas encaminadas a eludir las prácticas furtivas está la de promover la colaboración y mayor vigilancia en las riberas de los ríos. En concreto, agentes de la Policía Foral, el Seprona (Guardia Civil) y 140 trabajadores de Guarderío del departamento de Medio Ambiente cooperarán para evitar la pesca incontrolada en la zona y los vertidos ilegales que pudieran afectar a la población de truchas. Según estudios de Medio Ambiente, éstas han pasado de 4.700 ejemplares por hectárea en 1996 a 2.118 en 2006 y 1.635 en 2007.

Sanzberro exculpó a los pescadores de esa drástica disminución y aseguró que la medida de la prohibición busca "el bien de todos" y que, de momento, se aplicará en la temporada de pesca que comienza el sábado 1 de marzo y que se prolonga hasta agosto. Afecta a los 23.188 pescadores que tienen licencia, a lo largo de 1.161 kilómetros de río de la zona salmonícola superior de la región (ver mapa superior). A estos tramos se les suma tradicionalmente 639 kilómetros pertenecientes a las cabeceras de los ríos y que buscan facilitar la reproducción de la especie. Además, las acciones impulsadas por el ejecutivo no sólo han contemplado la prohibición de pesca para la trucha, sino que incluye también a otras siete especies para las que se utiliza el mismo instrumental. Son la madrilla, gogio, chipa, barbo, trucha arcoiris, corcón o lisa y platija). A esta lista se suma la prohibición de pescar anguila derivada de normas europeas. Del panorama resultante se extrae que sólo se podrá pescar en estos tramos el salmón, el sábalo y el cangrejo señal. La infracción de esta medida está considerada como grave por la Ley Foral de Caza y Pesca, que establece multas de entre 501 y 2.000 euros.

Respecto a cuánto podría prolongarse esta situación, Sanzberro no determinó una fecha concreta. "Depende de cómo evolucione la situación y qué resulta lo más beneficioso a medio plazo". La consejera remitió además a una futura comparecencia en el Parlamento, que aún no tiene fecha.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • No sé si dudar de la cualificación de los técnicos que trabajan para UPN o de quien ha escrito la información, pero la temperatura media del agua nunca puede afectar a ninguna especie, puesto que la temperatura media sólo es el resultado de un cálculo de temperaturas, se haga como se haga. Lo que sí puede afectar son precisamente las temperaturas extremas, o las fluctuaciones de la temperatura misma. En todo caso, son el egoísmo y el antropocentrismo los factores que hacen abundar actuaciones que afectan al medio y a las demás criaturas vivientes.Mikel Haranburu Bergua
  • en las zonas vedadas durante años tampoco hay truchas lo que me hace pensar que esta solucion no es la que mejor resultado va a dar. ¿porqué no se copia algun modelo de gestión que funcione en otra comunidad?desanimado
  • No sé si la sequía y el calentamiento de las aguas habrán sido los factores determinantes para la drástica situación actual de la trucha en Navarra, algo habrá influido, sin duda alguna.Lo que si sé, es que la disminución de esta especie viene desde muy atrás y era algo cantado.Los pescadores veíamos que año tras año, la población truchera iba descendiendo alarmantemente y que de nada sirvieron las medidas propuestas por las Sociedades de pesca y menos las de Medio Ambiente, que se limitaba a aceptar lo que aquellas indicaban.Lo cierto es que ahora el mal ya está hecho y de nada vale el echar la culpa a tal o a cual.La prohibición de su pesca, es necesaria, así como una intensa vigilancia tanto en vertidos como en furtivismo y esperar a que el próximo año, con las medidas tomadas, se vea aumento en la población de este pez y camino a su recuperación.Amén.Pedro M. Rebota García

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra