Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NACIONAL

Liechtenstein, paraíso sospechoso

El informante que desató el escándalo, identificado como un ex empleado del banco LGT, ahora se encuentra en Australia

Actualizada Miércoles, 20 de febrero de 2008 - 04:00 h.
  • ESTEBAN BAYER. DPA. BERLÍN

EL pequeño principado de Liechtenstein reaccionó ayer con una protesta airada ante Alemania en el entredicho que mantienen ambos países a raíz del escándalo de evasión fiscal de centenares de ejecutivos y pudientes alemanes con cuentas bancarias no declaradas en el paraíso fiscal alpino.

El príncipe heredero Alois, de 39 años, que gobierna Liechtenstein en nombre de su retirado padre Hans-Adam II, se quejó ayer en la capital de su país, Vaduz, por la prepotencia que presenta Alemania, "como nación poderosa", frente a un Estado "pequeño pero soberano", que tiene apenas 35.000 habitantes.

Además, Alois deploró que instancias oficiales alemanas hayan desembolsado una multimillonaria suma para "pagarle a un criminal que se adueñó de información reservada de una empresa", delito con lo que se violó "la soberanía de Liechtenstein".

En este sentido, el jefe de Gobierno de Liechtenstein, Otmar Hasler, tiene previsto reunirse hoy en Berlín con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el ministro de Finanzas germano, Peer Steinbruck.

El informante que desató el escándalo fiscal fue identificado y se encuentra en Australia, según informó ayer el diario The Wall Street Journal. El hombre, un ex empleado del banco LGT de Liechtenstein, ofrecía desde hace 18 meses la documentación que robó del banco a diversos países, entre ellos, Alemania y EE UU, dijo el diario, que basó el informe en fuentes informadas.

Las autoridades alemanas, a través del servicio de inteligencia BND, le pagaron entre cuatro y cinco millones de euros por los datos que ofrecía sobre los datos de cuentas no declaradas en el banco LGT, que es propiedad de la familia real del principado.

La Justicia de Liechtenstein busca al informante por un delito de "violación de secreto empresarial a favor del exterior", según informó el fiscal general del principado, Robert Wallner.

Actuación alemana

Berlín defendió la actuación de su servicio de inteligencia y criticó a Liechtenstein por proteger a delincuentes que evaden impuestos, pidiendo una legislación que ponga fin a su carácter de paraíso fiscal. El principado acusó a Alemania de la metodología utilizada. "Creo que, por lo menos, resulta extraño que autoridades alemanas paguen a un criminal para apropiarse de un producto que este robó", afirmó Wallner.

Mientras tanto, en Alemania prosiguen los registros judiciales contra sospechosos de estar implicados en el escándalo, afectando a varios bancos, como la sede del banco suizo UBS en Múnich, y la central del banco Berenberg, en la ciudad de Hamburgo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra